Araminta González es ejemplo de violación del derecho a la defensa

MAM | Archivo |

Al igual que Araminta González, hay otras tres personas encarceladas injustamente por el mismo caso y que deben ser liberadas, advirtió el director del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero.

Junto al expediente de la presa política liberada este fin de semana, los procesos contra Efraín Ortega, José Luis Santamaría y Vasco Da Costa permanecen “suspendidos en el tiempo” desde julio de 2014, sin que hasta el momento el Ministerio Público haya acreditado pruebas que justifiquen su prisión.

“Los procesos se han venido difiriendo, no hay respeto al debido proceso y quedan sancionados sin posibilidad de que sus abogados argumenten en su defensa. Se utiliza la cárcel de las personas sin permitírseles la posibilidad de proceso”, manifestó el abogado en declaraciones a Unión Radio.

El penalista recordó que González fue acusada de asociación para delinquir, agavillamiento e instigación a la violencia con base en el “testimonio” de dos patriotas cooperantes, quienes resultaron ser Carlos Eduardo Trejo y José Pérez Venta, posteriormente acusados por el homicidio y desmembramiento de Liana Hergueta.

“Este es un caso muy importante ya que hay patriotas cooperantes involucrados, y ya nosotros hemos señalado que es complemente ilegal esta figura de personas anónimas que denuncian a otras por delitos como conspiración y terrorismo. Hay que recordar que existen otras tres venezolanos presos por este mismo caso, sin permitirles defenderse”, explicó Romero.

Por otro lado, el abogado resaltó que pese a que recibió una medida de libertad condicional Araminta González permanece recluida en el Hospital Vargas recibiendo tratamiento médico psicológico, en virtud de que ha intentado suicidarse dos veces. Puso su caso como ejemplo del daño personal y la injusticia cometida por el Estado contra los presos políticos, quienes ahora “estan siendo utilizados por el gobierno como fichas de negociación”.

De acuerdo con Romero, no es la única a quien han violado sus derechos a la defensa y al debido proceso.

“Un caso muy particular de otra mujer es el de Scarlin Duarte, una bailarina que está presa por emitir mensajes en Twitter, y a quien le han diferido 36 veces las audiencias, porque las víctimas de la supuesta ofensa son Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, y cuando se les cita para acudir al proceso por supuesto no van, y en consecuencia ella no puede defenderse”, refirió.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios