Bobare volvió a recibir agua por sus tuberías

Hugo J. Boscán Fotos: Iván Piña y prensa Hidrolara |

Ante una multitudinaria asistencia de habitantes que celebraban como si estuvieran disfrutando de una feria, el gobernador Henri Falcón puso en servicio este domingo el nuevo acueducto que viene a solucionar uno de los problemas más graves que durante años han padecido Bobare y otros sectores de la parroquia Águedo Felipe Alvarado.

Desde muy temprano, familias completas comenzaron a congregarse en la entrada a la población, cerca del llamado Parque de Los Estudiantes, para ser testigos del acontecimiento que representaba el que el mandatario regional abriera la llave que permitiría brotar el chorro del vital líquido.

Hubo aplausos y vivas por lo que estaba ocurriendo, aunque, hasta minutos antes, algunos llegaron a temer se pospusiera el acto debido a haberse detectado algunas fallas en la tubería por la que se desplazaría el agua desde la tanquilla de rebombeo, en el sector Piedra de Loza, succionada desde dos pozos profundos perforados en las cercanías.

En los alrededores de la tarima donde fue instalada la llave y tubería para el acto simbólico, la gobernación, a través de diferentes dependencias, organizó ventas de comida, así como atención médica y veterinaria a personas y mascotas.

El presidente de Hidrolara, Pedro Sánchez, visiblemente emocionado, reiteró los beneficios que la obra, en la que se invirtieron 200 millones de bolívares, trae a los más de 35 mil habitantes de comunidades como Bobare centro, La Puerta, La Manga, Cujizal, Las Campanuelas, La Democracia, Las Delicias y Gayones, entre otros.

A su llegada al sitio, el gobernador Falcón, en compañía del alcalde Alfredo Ramos, se refirió a la importancia del nuevo acueducto, viejo anhelo de los bobareños que, por primera vez en muchos años, recibirán agua directamente, pues hasta ahora dependían de la que les llegaba de los tanques de almacenamiento de Hidrolara en El Tostao, procedente del embalse Dos Cerritos, en el municipio Morán, pero la mayor parte de la que se les enviaba se quedaba en el camino por gran cantidad de tomas clandestinas a la aducción desde Pavia, incluso para utilizarla en el riego de siembras o mantenimiento de granjas avícolas, según denuncias de luchadores sociales de la parroquia.

El mandatario enfatizó en que este sábado se estaba haciendo realidad su promesa de calmar la sed de los habitantes de Bobare que ven los frutos de su lucha desde 2013, con participación destacada el periodista Germán Antonio Roldán y EL IMPULSO.

Enfatizó en que la parroquia Águedo Felipe Alvarado, con el nuevo acueducto, se independiza de Barquisimeto con respecto al suministro de agua.

Destacó el trabajo del equipo técnico de Hidrolara que en el tiempo previsto pudo cumplir con la misión encomendada.

Entre los asistentes al acto hubo todo tipo de comentarios, algunos jocosos, por parte de habitantes de la población, como el de Dolores Giménez, quien dijo que, “al fin podré dejar de bañarme con totumita”, o de Joaquín Meléndez, de, “a mí ya se me había olvidado bañarme en regadera, tendré que acostumbrarme otra vez”.

Pero también había preocupación entre algunos habitantes de la parte alta de Bobare, hasta donde no llegan las tuberías del acueducto y temen que resulten afectados al reducir Hidrolara la cantidad de cisternas que les abastecen.

Sin embargo, se espera que en la reorganización de la distribución no queden fuera.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios