Parlamento se aviene a la justicia y desvincula a diputados cuestionados

AFP | Archivo |

El Parlamento venezolano, de mayoría opositora, desvinculó este lunes oficialmente a tres diputados suspendidos por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para superar la situación de desacato en que fue declarado por haberlos juramentado.

La Asamblea Nacional votó la separación de los tres legisladores, poco antes de someter a votación y aprobar la declaración de “abandono del cargo” contra el presidente Nicolás Maduro, al responsabilizarlo de la grave crisis del país.

El TSJ, acusado por la oposición de servir al gobierno, había declarado en desacato al Parlamento por juramentar a tres diputados de Amazonas (sur), cuya elección había sido anulada por denuncias de fraude presentadas por el oficialismo, y declaró entonces “nulas” todas las decisiones legislativas.

Aunque los parlamentarios pidieron ser desincorporados del Parlamento el 15 de noviembre, para la corte suprema no fue suficiente y alegaba que su salida tenía que ser votada, como ocurrió este viernes.

“Lo solicitado ya se había hecho (…), pero vamos a avanzar para que podamos darle a la Asamblea toda la fuerza que la ley tiene para el debate de esta tarde”, dijo el presidente del Parlamento, Julio Borges, al referirse a la discusión sobre el “abandono del cargo”.

Algunos diputados de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), como los de Voluntad Popular (VP, partido del opositor preso Leopoldo López), no apoyaron la separación de los legisladores, por considerar que nunca se demostró el fraude electoral. “Dejamos constancia de nuestro desacuerdo con la desincorporación de los diputados. El TSJ lo que está haciendo es retrasar el proceso del cambio”, dijo Freddy Superlano, asambleísta de VP.

Héctor Rodríguez, jefe de la bancada oficialista, dijo que, a pesar de la decisión, la Asamblea sigue en desacato, porque fue “inválido el acto de juramentación” de la nueva junta directiva, al haber sido realizado la semana pasada, cuando estaba en desobediencia, y, por tanto, sus decisiones “son nulas”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios