Desbalance nutricional en la comida del venezolano

Piero Miguel Trepiccione | Foto: Archivo |

En Venezuela es un privilegio para las personas comer tres veces al día.  Actualmente, la escasez ha acentuado los porcentajes de pobreza en toda la nación. Conseguir productos a precio regulado y trabajar al mismo tiempo es una tarea complicada, tomando en cuenta que hay personas cuyo sueldo no les alcanza para adquirir mercancía a precios exorbitantes.

Debido a esto se consultó a varios ciudadanos que circulaban por la Plaza Bolívar de Barquisimeto, respecto a cómo estaban alimentándose en medio de esta crisis. La mayoría de personas alegaron que solo comían dos veces al día, sólo una persona indicó que comía las tres veces, pero en porciones muy pequeñas.

Por otro lado, un hombre quien no quiso identificarse, destacó que las personas que no tenían ni tiempo ni dinero para comprar productos básicos, saciaban el hambre con mangos, cambures, entre otros. Gran parte de las personas consultadas, explicaron que las porciones de comida que servían a su familia habían disminuido considerablemente.

Una persona destacó: “Los fines de semana prefiero despertarme a las 12 del día para desayunar y almorzar una sola comida”, mientras que otro comentó que estaba almorzando solo arroz y cambures. Para alimentar a su bebé, una ciudadana destacó que al no conseguir fórmulas le estaba dando solo frutas. Esto revela un descontrol total en la nutrición del venezolano.

Solo dos comidas al día y de bajas proporciones es lo que actualmente consumen los ciudadanos, consultados desde distintos sectores de la ciudad. Incluso, se determinó que las personas de sectores más bajos no están merendando; se han suscitado casos en que sustituyen una comida principal por “unos cuantos mangos”.

Sobre el tema, la nutricionista, María Ruth Limpias, explicó que “en las personas debe existir un balance nutricional, el cual incluya carbohidratos, proteínas, grasas y nutrientes”. Agregó que si sustituyen comidas principales por mango u otras comidas que no contengan los elementos nutricionales necesarios para el organismo, su sistema inmunológico se verá afectado al igual que las defensas del cuerpo, exponiéndolo a cualquier virus.

Destacó que a diario se debe comer cinco veces (tres comidas principales y dos meriendas). Reveló que de no tener un balance nutricional correcto, tanto niños como adultos son propensos a un bajo rendimiento académico y profesional.

Tomando en cuenta la situación del país, manifestó que los granos contienen proteína, mas no pueden sustituirse por las que se obtienen de origen animal (huevos, leche, carne, pollo, entre otros), ya que estas no pueden ser remplazadas del organismo.

Manifestó que el precio de la carne no es accesible para todos, en cambio un kilo de cualquier tipo de grano se puede rendir para muchas personas y no se gasta mucho dinero. Aclaró que esto solo en caso de no tener como comprar proteínas de origen animal.

Explicó que para sustituir carbohidratos como la pasta, la harina, arroz, cereales, entre otros productos de difícil acceso, se pueden sustituir por papas, plátanos y yuca.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios