El Rincón de los Miércoles 03/08/2016

Luis Rodríguez Moreno |

I

No se puede negar que Venezuela vive hoy una crisis humanitaria casi inédita en su historia. No vale para nada los argumentos de ciertos dirigentes del oficialismo para negar una situación que está a la vista de todos, que la sufren los ciudadanos de todos los segmentos de la sociedad, agobiados por la escasez de alimentos y medicinas. Lo más lamentable tiene que ver con la población más vulnerable, a la que no le alcanza el salario mínimo para satisfacer sus necesidades más apremiantes, aquella que permanece en las puertas de los hospitales públicos reclamando inútilmente un tratamiento médico, o un medicamento inexistente en los inventarios de esos centros asistenciales. Justificar esas carencias con una etiqueta opositora o agente imperial para los denunciantes de la crisis humanitaria es una necedad cuando a diario se registran miles de casos en las ciudades y pueblos de la Venezuela de hoy, la que reclama respuestas de sus gobernantes y solo recibe silencios. Decía Julio Borges recientemente que con lo que le han dado a Petrocaribe se pudieran pagar las medicinas de todos los venezolanos por lo menos en los próximos 10 años, pero han preferido utilizar esos fondos en un proyecto geopolítico que ha fracasado estrepitosamente. En ese sentido, debemos aplaudir la decisión de la Asamblea Nacional al aprobar en primera discusión una Ley de control de ayudas económicas internacionales para impedir que el Estado siga regalando nuestra riqueza, como lo ha hecho hasta ahora.

II

¡EL SHOW!. No lo van a creer, pero el Capitán Marvel, uno de los super héroes que conocimos cuando niños, ha cambiado de sexo, por obra y gracia del cine. Para el 2019 se estrenará una película de aventuras, pero el capitán, especie de Supermán, será esta vez la capitana Marvel, personaje que estará a cargo de la buenamoza Brie Larson. Este capitán Marvel, para que lo recuerden, pronunciaba la palabra “Shazám” para asumir sus poderes, que eran iguales a los de Supermán… 100 años está celebrando el mariachi de Tecalitlán al cual consideran como el mejor grupo del mundo. Ha acompañado a las más grandes figuras de la canción ranchera. Por cierto los escuchamos en el ambiente musical de la Nova West en el marco del I Festival de la Gastronomía de México… JUEGOS: Los Olímpicos de Rio los veremos por ESPN, con derechos cedidos por el millonario Carlos Slim. Extraña la poca promoción de los canales venezolanos, que pueden transmitir las competencias sin tener que pagar por eso… MILONGAS: Esas tandas de baile se han repetido alrededor de la piscina del hotel Príncipe con motivo del VII Encuentro Nacional de Tango celebrado el fin de semana en Barquisimeto. Como siempre, excelentes muestras del talento de los integrantes de la Academia Bandatango y de los invitados especiales, que nos hicieron pasar dos horas llenas de la magia con una danza expresiva y sensual.

III

PRECIOS: Hace un par de días le pregunté a un “bachaquero” sobre los nuevos precios de los productos subsidiados que adquieren en los centros de consumo y la respuesta fue sorpresiva. Se quejaba por los aumentos de las últimas semanas que lo obligaba a invertir más dinero en la compra y el número de clientes ha descendido considerablemente. “No les alcanza el dinero”, me asegura, “ya las cremas dentales han multiplicado su valor y nosotros tenemos que hacer lo mismo para que sea negocio”. Muchos bachaqueros han tenido que ampliar la cobertura de los servicios que prestan como el cobro de los puestos en las colas, especialmente a los madrugadores que se apostan en las puertas de los negocios. Otros habitués en esas largas esperas optan por vender café, cigarrillos y, empanadas que se convierten en frugales desayunos que ayudan a soportar los plantones, mientras los vecinos cercanos a los comercios se preguntan por qué no tienen opción de comprar los productos que necesitan y los cuales parecen estar destinados solamente para los bachaqueros de oficio. Por otra parte el abuso se la fuerza no puede estar por encima de la razón cuando se intenta detener esa ola de protestas de quienes buscan desesperadamente llevar un pedazo de pan a sus hogares. Así están las cosas en este insólito país nuestro que parece no levantar vuelo por encima de la tormenta que lo azota sin misericordia.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios