El Rincón de los Miércoles 31-08-2016

I
Los venezolanos se la juegan en la marcha a Caracas, programada para mañana. Así como el gobierno tiene todo el derecho de manifestarse públicamente con todos los medios a su alcance, también quienes lo adversan pueden hacer uso de un derecho constitucional que respalda sus protestas, por lo cual no debería causar temor entre el oficialismo, porque las manifestaciones no tumban regímenes. Solo les advierte sobre su poca capacidad para resolver los problemas del país. Ya lo han dicho desde la Mesa de la Unidad: solo queremos ir a Caracas a recordarle a los que mandan que el pueblo, mayoritariamente, está bravo, decepcionado, angustiado, temeroso, inseguro, empobrecido, pero también esperanzado en regresar a la normalidad como país, a esa normalidad cuyos devenires pasan por un cambio absoluto de las fracasadas políticas con las cuales el socialismo ha gestionado su mandato. El presidente Maduro no ha querido escuchar las quejas de la gente, ignora olímpicamente las recomendaciones de los especialistas para darle un golpe de timón a este barco que amenaza con irse al fondo. A nadie en el gobierno le importa un comino la terrible crisis existencial de los venezolanos, que se marchan en oleadas al extranjero en la incesante búsqueda de una tabla que los salve del naufragio. El discurso del oficialismo sigue siendo el mismo, una revolución que devora lentamente a quienes la propiciaron, dependientes y esclavos de obsoletas ideologías que no resisten el paso del tiempo.
II
¡EL SHOW! La desaparición física de Juan Gabriel deja un gran vacío en el mundo de la música Latinoamérica, pues a pesar de ser mexicano, su talento recorrió nuestro continente de norte a sur, llevando un mensaje sencillo, expresivo, que se identificaba con textos que tocaban muy de cerca los sentimientos y emociones que tenemos a flor de piel. No tengo la menor duda que Juan Gabriel y José Alfredo Jiménez han sido los compositores más relevantes en la historia de la música popular. Supieron con sus canciones tocar las fibras más sensibles de la gente: el amor, el desamor, los sueños. Las promesas cumplidas y no cumplidas. La producción de Juan Gabriel como compositor parecía inagotable, al punto de que deja 1.800 temas, un poco más que los de Alfredo Jiménez, con la diferencia que Juan Gabriel podía hacer también la música, en cambio José Alfredo no tenía esas facultades. Lo cierto es que las nuevas generaciones aceptaron ese relevo y le dieron a Juan Gabriel un incondicional apoyo a su propuesta rítmica que modificó el esquema tradicional de la canción mexicana con un sonido moderno al que acompañaba con un registro vocal extraordinario, único. Que sepamos, el divo mexicano solo estuvo una vez en Barquisimeto en la última década del siglo XX. Que en paz descanse esta increíble personalidad de un gran arraigo popular, cuyo legado permanecerá inalterable en el tiempo…¡NOTABLE: Las redes sociales han registrado que el actor venezolano Edgar Ramírez recibió un ofrecimiento para actuar en una película sobre Hugo Chávez cuyo financiamiento corre a cargo del gobierno venezolano. El cheque era por tres millones de dólares, cifra que el joven actor rechazó señalando que en este momento no hace falta filmes sobre Chávez, sino alimentos, medicinas y seguridad.
III
Todos los venezolanos queremos la paz para Colombia, pueblo hermano y solidario, pero ojo con lo firmado por el gobierno de Juan Manuel Santos con las Farc, un acuerdo que pondría fin a un conflicto que ya tiene más de 50 años. El plebiscito depende entonces de lo que diga la gente en la consulta popular. Si fuera colombiano, votaría NO si la guerrilla no entrega las armas, porque prometen solo dejarlas, que es otra cosa totalmente diferente. Diría también NO a la reubicación a lo largo y ancho del país de los guerrilleros desmovilizados y menos regalarles unos curules en el Senado de la República sin ser electos.
IV
La selección vinotinto camina sobre un alambre de poca resistencia en su recorrido por las eliminatorias para acceder a un cupo para el próximo mundial. Está claro que Dudamel, su nuevo técnico, ha llegado tarde para ocuparse del equipo, aunque en esto del fútbol nada está escrito, según opinan los más optimistas. Tendrá que mejorar mucho y pasar una prueba de fuego ante Argentina, Brasil y Colombia para mantenerse en la lucha. Como somos militantes activos del optimismo vamos a seguir creyendo en nuestros muchachos.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios