FOTOS: El problema de la basura parece no tener solución en Palavecino

Hugo J. Boscán | Fotos: Luis Salazar |

Quienes residen en Cabudare y otros sectores de Palavecino se vieron obligados el fin del 2017, así como durante los primeros días del 2018, a llegar a la conclusión de que el grave problema de los desperdicios sólidos parece no tener solución.

La nueva administración municipal, a cargo de la alcaldesa Mirna Víes, apenas ha colocado “pañitos calientes” a la situación de insalubridad provocada por gigantescos basureros públicos en que han  quedado convertidos los contenedores colocados en diferentes lugares por su antecesor, José Barreras.

Pruebas suficientes pueden ser constatadas por cualquiera, residentes y visitantes, en un recorrido por la avenida El Placer, la principal, de Valle Hondo, donde tuvieron bolsas, cajas y todo tipo de recipientes con basura, prácticamente, durante toda la temporada navideña y persistía este martes.

“Estamos cansados de llamar a la alcaldía para que vengan a eliminar este basurero pero lo único que dicen es que no tienen camiones para recogerlo, como si no les importara que los niños se estén enfermando por la proliferación de moscas y ratas que eso genera”, dijo Rebeca Linares, una vecina.

En efecto, los contenedores colocados por la anterior administración municipal en Valle Hondo no son vaciados diariamente, como debía hacerse y, por lo tanto, las bolsas quedan regadas en las aceras, una de ellas, precisamente frente a una panadería y del mercado itinerante que allí es instalado los martes, miércoles y jueves.

Situación similar se presenta en El Trigal, frente al centro comercial Trigalpa, donde, igualmente, los contenedores permanecen llenos y  a su alrededor los desperdicios, señal de que han transcurrido muchos días sin ser recogidos.

Este martes se pudo observar a obreros de Imaupal, dependientes de la alcaldía, recogiendo parte de las bolsas en determinados sitios, aunque los habitantes de urbanizaciones como Valle Hondo, Las Mercedes, El Recreo, El Trigal, El Paraíso, Almariera, así como otros sectores de Cabudare, Los Rastrojos, El Valle y otros, desean que la nueva alcaldesa incorpore más camiones a los operativos de emergencia para que el municipio recupere su ambiente libre de efectos contaminantes como son los desperdicios sólidos acumulados en plena vía pública.

Además, que gestione, urgentemente, ante el Gobierno nacional, la asignación de las unidades compactadoras que les fueron negadas  al anterior alcalde por no pertenecer al partido de gobierno y que son tan necesarias para que los habitantes de Palavecino puedan disponer de un buen servicio de aseo urbano y domiciliario, del que han sido privados durante años.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios