FOTOS: Los encantos del Parque Nacional Terepaima atraen a excursionistas

Hugo J. Boscán | Fotos: Iván Piña |

Adentrarse en la espesura del Parque Nacional Terepaima, al sur de Barquisimeto, representa una agradable experiencia para quien tiene el placer y las condiciones físicas para hacerlo. Lamentablemente se trata de una montaña a la que no tienen acceso todos los larenses, posiblemente por falta de las indicaciones que el organismo correspondiente, en este caso Inparques, podría facilitar.

Además del clima de montaña, las cascadas y pozos que se multiplican en varias zonas, el encontrarse en medio de la Naturaleza representa un inmenso placer, incluso beneficioso para la salud porque permite al visitante respirar aire puro, lejos del que a diario debe aspirar en la convulsionada ciudad.

Afortunadamente los afluentes existentes en el Parque Nacional Terepaima no han sido secados por quienes destruyen bosques y montañas para sembrar, con el pretexto de que es necesario producir alimentos.

Uno de esos sitios privilegiados que permanecen prácticamente vírgenes es La Olla, ubicado en el sector El Parchal, al que se puede acceder caminando desde los caseríos Camoruco o Chupa la Flor, en la carretera Barquisimeto-Acarigua, municipio Simón Planas.
Hasta allí llegan excursionistas conocedores de la zona, como los del Pedagógico y el Básico, que lo utilizan para sus prácticas ambientales.

Igualmente acuden grupos familiares, algunos de los cuales no se comportan como buenos ciudadanos, pues, al retirarse, no se preocupan en llevarse bolsas, vasos, botellas y otros desperdicios, sino que los dejan para contaminar el ambiente que todos deseamos se mantenga limpio para que podamos disfrutarlo por mucho tiempo, aún sin el apoyo de Inparques y otros organismos como la alcaldía de Simón Planas, al que también le corresponde velar por él.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios