Trabajadores de la Gobernación aseguran que Carmen Meléndez no tiene excusas para pagarles

José Manuel Zaá | Foto: Archivo |

Para representantes sindicales de la Gobernación del estado Lara, ya no hay excusas para que no se cancelen los compromisos laborales adeudados, puesto que, con la llegada de Carmen Meléndez al Ejecutivo regional, debería acabar la discriminación presupuestaria que actualmente ejecuta el Gobierno nacional con las instituciones opositoras.

Así lo cree el presidente del Sindicato de Empleados Públicos del Ejecutivo del Estado Lara –con más de 6 mil afiliados- (Sepeel), Julio Marín, quien confesó a EL IMPULSO que las condiciones de los más de 30 mil trabajadores deberían mejorar el año próximo.

“La excusa de Henri Falcón era que no enviaban los recursos, y ciertamente habían créditos adicionales enviados por el Fondem en los que se quedaba la Gobernación de Lara por fuera. Esto evidentemente influía en el pago de los beneficios de los trabajadores (…) Ahora no debería haber problemas. Esperamos que el Presidente de la República envíe los recursos porque debemos entender que la fuente de ingresos de la Gobernación es Caracas”, dijo Marín.

El sindicalista anunció que requieren principalmente la homologación de salarios, el establecimiento de un tabulador de sueldos y la firma del contrato colectivo que tiene vencido más de cuatro años.

Sin embargo, resaltó que aunque sean subsanados todos los compromisos laborares, a ellos les preocupa que en el país continúe la inflación y la escasez de alimentos y medicinas.

“Definitivamente ningún salario por muy homologado que esté alcanzará para cubrir la canasta básica alimentaria”, expuso.

Denunció que 1.000 “promotores sociales” posiblemente queden en un “limbo laboral” por razones políticas.

Asimismo, criticó que, durante la campaña de las elecciones regionales, Meléndez se haya negado a reunirse con los representantes de Sepeel.

“Esperamos que se respeten las organizaciones sindicales. Estamos en toda la disposición de reunirnos con ella, pero que se respete la estabilidad y los derechos de los 33 mil trabajadores en ese proceso de transición que se avecina”, sentenció.

Por su parte, el presidente del Sindicato Venezolano de Maestros del estado Lara (Sinvemal), Orángel Rafael Primera, aseguró que los docentes dependientes de la administración regional están a la expectativa, porque una de las banderas preelectorales utilizadas por Meléndez fue la homologación a los docentes estadales, incluyendo los profesores tercerizados de Fundaescolar.

“Es necesario que se haga justicia con todos los trabajadores de Fundaescolar y se les dé la titularidad (…) Ojalá que no se queden en promesas y sea realidad. Que se dignifique la profesión. Hay una desigualdad social y salarial increíble”, comentó a EL IMPULSO en relación a los beneficios de los docentes nacionales.

Primera, a su vez, exigió que sea cancelada la deuda que tiene la Gobernación del estado Lara con el Instituto Venezolano de Seguros Sociales para que puedan pensionarse.

“Tiene que ponerse al día con la gente del Ipasme y encargarse de los 3.292 profesores en vía de jubilación desincorporados que se les niegan los cestaticket”, recalcó.

Asimismo, informó que este martes Sinvemal hará presencia en el Consejo Legislativo del Estado Lara (CLEL) donde aprobarán recursos adicionales para el pago del 60% de aumento decretado para los profesores estadales días atrás.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios