Trabajadores sociales de la Alcadía fueron despedidos por nueva gestión

Angélica Romero Navas | Foto: Karen Paradas |
TRABAJADORES MUNICIPALES NO HAN PERCIBIDO AUMENTOS DESDE MAYO A PESAR DE QUE LA ALCALDIA FUE TOMADA POR EL PSUV 13092017 FOTO: KAREN PARADAS

Doce trabajadores parroquiales de la Alcaldía de Iribarren fueron despedidos esta semana por la nueva gestión, denunció Charlie Virguez, quien fungió como director de Recursos Humanos durante la gestión de Alfredo Ramos.

Se trata de promotores de las parroquias Tamaca, Juan de Villegas y Aguedo Felipe Alvarado, quienes fueron certificados por Ramos, luego de conocer su empeño en mejorar sus comunidades. Los promotores sociales constantemente recibían capacitación sobre habilidades gerenciales, motivación, trabajo en equipo, temas de seguridad y salud, con el propósito de ser multiplicadores en sus núcleos.

-Son líderes comunitarios, llevan años trabajando por sus vecinos, la gente los respeta y la Alcaldía de Ramos les confió canalizar los problemas existentes en sus comunidades y trabajar en su recuperación.

Una vez se instaló Teresa Linárez en el cargo de alcaldesa designada, comenzó el acoso laboral y sistemático para este grupo, frecuentemente recibían circulares donde los obligaban a seguir lineamientos políticos de su nueva jefe, aseguró Virguez.

Esta semana se les notificó la recisión de su contrato, que estaba establecido hasta el 30 de diciembre, según Virguez, sin existir otro tipo de razones que no sean políticas.

Se conoció que los afectados realizarán los trámites necesarios ante la inspectoría del trabajo con la solicitud de su reenganche, pues de la noche a la mañana dejarán de percibir salario y beneficios.

En referencia a las deudas que el alcalde Alfredo Ramos tenía con sus trabajadores, Virguez señaló que la situación presupuestaria nunca fue oculta y por el contrario, en reiteradas oportunidades la Dirección de Recursos Humanos y el propio alcalde solicitaron públicamente los fondos económicos para poder cumplir con las partidas 401, correspondiente a gastos de personal.

La situación que se presentó recurrentemente fueron los inesperados aumentos salariales del Gobierno nacional, haciendo que el presupuesto para el pago del personal quedara desfasado.

-Los concejales bolivarianos se negaban a aprobar recursos porque supuestamente los ingresos para la recaudación eran suficientes para honrar compromisos, ahora nosotros les decimos lo mismo, por qué solicitan créditos adicionales si supuestamente con la recaudación municipal pueden cumplir con los trabajadores.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios