162 aniversario: Parroquia José Gregorio Bastidas es sinónimo de crecimiento y expansión

Hace 162 años, las autoridades de la diputación Provincial de Barquisimeto, firmaron el Decreto de Creación de la parroquia José Gregorio Bastidas.
El 26 de noviembre de 1850, nació la parroquia Monagas, en apología de los caudillos de turno: los hermanos José Gregorio y José Tadeo Monagas.
El cronista oficial de Palavecino, historiador Taylor Rodríguez García, rememoró que a finales del siglo XIX, la parroquia Monagas, se conversión en Convención, “también asociado a un hecho político nacional”.
Más tarde, dijo, se llamó parroquia Los Rastrojos para finalmente el 5 de julio de 1950, devino en José Gregorio Bastidas.
Aclaró el historiador que no está comprobado que el héroe de la Guerra de Independencia y epónimo de la parroquia, teniente de Caballería José Gregorio Bastidas, haya nacido en el ámbito espacial de Los Rastrojos.
-Se ha admitido unas anotaciones del historiador don Ramón Brito Calles, donde presuntamente el sagaz militar hubiera nacido en Zanjón Colorado, señaló agregando que hasta ahora no hay fecha precisa de su nacimiento ni identificado el sitio.

Nació en torno a la iglesia
Rodríguez comentó que los vecinos de Los Rastrojos jugaron un papel fundamental en el nacimiento de la localidad.
Amplió que la parroquia tuvo su génesis en torno a la iglesia matriz María y José. Luego, a finales del siglo XIX, pasa a denominarse Sagrada Familia y hoy es el Santuario del Nazareno de Los Rastrojos.
Observó que antiguamente a Los Rastrojos le llamaban el Pueblo de Jesús.

Rápido crecimiento urbano
Mencionó el historiador que la parroquia José Gregorio Bastidas tuvo un veloz crecimiento urbano a partir de 1984.
De acuerdo a su interpretación demográfica, proyectando los datos de tres censos 1991, 2001 y 2005, del INE, el número de la parroquia es de 80 mil aproximadamente, lo cual representa que más del 50% de los moradores de Palavecino residen en la parroquia en cuestión.
Anotó que la localidad no tiene fuentes de trabajo y la inseguridad es galopante.
Fotos: Luis Alberto Perozo Padua

Comentarios

Comentarios