Bandesir con muchas expectativas para el 2016

Yandribeth Medina Gutiérrez Foto: Stiven Valecillos |

Como parte de las actividades que constantemente realiza Bandesir en el estado Lara, el día de ayer , en las instalaciones del Ateneo de Barquisimeto que se encuentra a cargo del escritor Ángel Alvarado, junto a las personas que están en condición de discapacidad, los representantes de la institución entregaron sillas de rueda, bastones y andaderas con la intención de ayudar a pacientes que necesiten estas herramientas para continuar con su cotidianidad.

En esta oportunidad fueron ocho las personas beneficiadas, habitantes de los municipios Iribarren y Palavecino. Esto como parte de la ayuda que hace la fundación para finalizar su jornada en este 201, el cual fue catalogado como un año difícil. “Fue un año duro, porque la situación país nos afecta a todos y a todo, cada vez se nos hacia mas complicado poder trabajar para cubrir las necesidades de estas personas, sin embargo nos mantuvimos, aunque en cifras no es muy alentador, tenemos la esperanza de que en el 2016 las cosas puedan mejorar y comencemos el año con el pie derecho”, así lo expresó Yuyita de Chiossone, presidenta de Bandesir.

Todas las sillas fueron recuperadas, cuando un paciente mejora o ya no la necesita sus familiares se comprometen en devolverlas a la fundación. “Contamos con la ayuda de una familia de artesanos que siempre nos han colaborado para mantener las sillas aptas para el uso”, indicó.

Entre los recaudos deben hacer una correspondencia dirigida a Bandesir Lara, con la dirección exacta donde puedan ubicar a la persona, copia de la cédula de identidad, y si es menor de edad, la copia del representante y lo más importante un informe médico donde esté recomendado el tipo de aparato que necesitan y el tiempo estimado. En este año solo atendieron 25 solicitudes, sin embargo esperan que las cosas mejoren para el primer trimestre del nuevo año.

Se estarán realizando diferentes actividades con la intención de recaudar los fondos necesarios. Recordó a Miguel Alburjas, quien quedó discapacitado luego de un accidente. Desde entonces se dedicó a reparar y hacer las sillas para Bandesir.

Lamentablemente murió hace cuatro meses pero la institución recuerda su aporte y legado.

Comentarios

Comentarios