EL IMPULSO celebró eucaristía con motivo del aniversario 112 (Fotos y video)

Lorena Quintanilla Muñoz Fotos: Karen Paradas |

Con motivo de nuestro aniversario 112 se realizó, como es costumbre, la eucaristía en Acción de Gracias en la Sala Alternativa de EL IMPULSO, donde se concentró parte del personal que labora en esta casa editorial.

El padre Jesús Lárez, capellán del Hospital Luis Gómez López, presidió la homilía.
En los cantos litúrgicos estuvo la voz de la periodista Haydeluz Cardozo y en la guitarra Raúl Arocha.

“Han transcurrido 112 años desde que don Federico Carmona fundara en Carora este diario, Decano de la Prensa Nacional. Agradecemos al Señor porque desde sus inicios el periódico ha sido un faro luminoso para la población larense en su tarea de informar y formar”, expresó la licenciada Marina Meléndez, coordinadora del Centro Interno de Documentación (CID).

A lo largo de más de un siglo, la República ha pasado por varios períodos que van desde la más férrea dictadura a la democracia y de una Venezuela agrícola a la petrolera, con sus crisis y altibajos, sin embargo, gracias a Dios y a la entrega del personal, EL IMPULSO no ha dejado de circular aún en los tiempos más difíciles, tanto en lo político como en lo económico, por ello damos gracias, añadió.

De esa forma, todos pedimos para que este rotativo siga siendo luz y persevere en su andar para difundir la verdad, desterrar toda injusticia, buscar la hermandad entre los hermanos y ayudar a construir un mundo nuevo, donde reine la paz y el amor.

Luego de la monición de entrada, el padre Lárez nos pidió fortaleza y perseverancia.

Asimismo, elevó plegarias por todas aquellas almas que pisaron este diario y hoy en día no se encuentran físicamente con nosotros.

Amarnos los unos a los otros, Dios permanece en nosotros y su amor ha llegado en nosotros a plenitud. El que teme no ha alcanzado la perfección del amor, contempló la lectura de la primera carta del apóstol San Juan.

En el Evangelio según San Marcos la Palabra contempló que detrás de todos los milagros de Jesús está Dios, detrás de toda buena acción está el Señor, quien envió a su hijo para purificar nuestros pecados.

Por el bien común

Como especie de anécdota, el padre contó que realizó sus pasantías como profesional de la comunicación social en este medio impreso, donde pudo captar que la parte escrita es la base del periodismo.

Este oficio, bien de la nación, atestiguó que votar valió la pena, Dios intercedió, así como la oración de tantas personas, comentó el sacerdote en una breve reflexión al 6 de diciembre.
“112 años es un buen número, es la historia de un rotativo que ha obrado por el bien común del colectivo, es una gran misión la que esta empresa tiene. Lo que se lee en la calle es el trabajo del periodista, pero detrás del periódico, hay todo un equipo humano que lleva todo adelante, todo un trabajo”.

Lárez nos invitó a seguir unidos, a trabajar en equipo para luchar desde el área que nos corresponda.

“Sin ustedes EL IMPULSO no marcha, cada uno es parte esencial de esta tarea. La gente no lo sabe, pero un periódico vale mucho más de lo que económicamente cuesta. Hay todo un esfuerzo humano, hay conocimientos, entrega, lucha, riesgos; y todo eso es a diario. Siéntanse dichosos por entregar lo mejor, por hacer un trabajo de corazón, EL IMPULSO lo hacen todos”.

Ser testimonio

Para este 2016 el padre pidió que la gente sea el testimonio de las realidades, que esa sea la manera de informar.

“Los trabajadores de este impreso son testimonio vivo del legado que atesora el diario. Son tremendo testimonio”. Destacó que el compromiso es recomponer el desastre moral que padece la sociedad, todo parte de seguir formando a la familia para que viva en el marco del amor y del respeto, la solidaridad, la entrega y la disciplina.

“EL IMPULSO es una gran herramienta para ponerla al servicio de la conciencia de la gente. El periódico tiene la suerte de mantener un contacto con cada usuario, una suerte de conversación, diálogo y relación que debe aprovecharse para proyectar valores y principios sobre todo cuando estamos mal desde lo moral”.

Y agregó el cura que la labor de EL IMPULSO es intachable, Dios permita que vuelva a cuatro cuerpos, que haya tinta, papel, planchas, publicidad y recurso humano, Dios los guie y crezcan espiritualmente para seguir dando lo mejor.

El afecto

Para poder hacer un buen equipo es necesario el afecto y el respeto. Para lo cual es necesario separar los problemas de casa del trabajo.

“Sepamos sonreír en medio de la realidad. Estamos en el año de la Misericordia. La Divina Pastora es madre de la misericordia, Jesús es imagen de la misericordia. Debemos ser misericordiosos como el Padre”. Procuremos como buenos católicos vestir al desnudo, enseñar al que no sabe, alimentar al hambriento, visitar al enfermo, confesarse, hacer el bien todo el año”.

Ofrendas

En virtud de las ofrendas se honró a Dios con la luz, flores, pan y vino. Igualmente, se presentó ante el Señor a los trabajadores de esta empresa, quienes cada día se ofrecen en amor y dedicación a su jornada diaria.

Este 2016 se presenta como otro año de retos y compromisos para quienes a diario impulsan al centenario larense.

Comentarios

Comentarios