En el regreso a clases evite infecciones en las guarderías

Una de las preocupaciones más comunes de los padres cuando deben llevar a sus niños a las guarderías, sobre todo si se encuentran en período de lactancia, es la posibilidad cierta y mayúscula de infecciones, porque las condiciones ambientales como la cantidad de pequeños en una misma área, hace que las bacterias se traspasen de uno a otro con mayor facilidad.

María Auxiliadora Cardozo, médico pediatra, indicó que los padres deben tomar las medidas básicas de prevención, que se inician con la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida del bebé.

“La leche materna favorecerá el sistema inmunológico, de manera que las infecciones no serán tan frecuentes, sin embargo, por el contacto que tendrán con el resto de los niños el contagio es común”, precisó Cardozo.

Por ello, sumado a la lactancia materna, las madres deben completar el Esquema Nacional de Inmunizaciones, con la colocación de las vacunas recomendadas por la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría (SVPP).

No exponerlos a virus

Cabe destacar que la mayoría de las inmunizaciones son gratuitas y colocadas en los diferentes ambulatorios del estado Lara, pero existen otras que no están dentro del Esquema Nacional, pero son necesarias para la prevención, como la vacuna conocida como neumococo y la que protege contra la varicela (lechina). Éstas son colocadas en los centros privados de salud.

Sobre este punto, María Auxiliadora Cardozo explicó que existen creencias sobre la necesidad de que el niño sea contagiado con la “lechina”, y cuando algún familiar está infectado les llevan al resto de los pequeños de la familia para que “se le pegue”.

“No debemos exponer al niño al virus, porque aunque la varicela es conocida como benigna, también tiene complicaciones e incluso puede llevar al niño a la muerte. Sería muy triste que un pequeño muera por una enfermedad que puede ser prevenible por vacuna”, señaló Cardozo.

Aclaró que las vacunas no impiden que el virus ingrese al organismo, pero actúa para que la presencia del mismo sea más leve, por ejemplo, en el caso de la lechina, en vez de pasar muchos días con fiebres y erupciones en todo el cuerpo, sólo tendrá unas pocas pepitas que se quiten en poco tiempo.

Otra inmunización recomendada es contra el virus de la influenza, la cual se debe colocar de forma anual en los centros públicos de salud. Se aconseja a niños menores de un año y/o quienes se encuentren dentro del grupo de riesgo: asmático, enfermedades oncológicas o inmunosupresoras, entre otros.

Maestras atentas

Tanto los padres, cuidadores de niños y maestras, deben tener como norma el lavado de manos antes de preparar los alimentos de los pequeños, así como después de ir al baño o cambiar los pañales.

“Si una cuidadora cambia un pañal lleno de heces, y luego cambia a otro niño sin haberse lavado las manos, trasladará las bacterias de un niño a otro, lo cual les podría producir diarreas o cualquier otro problema gastrointestinal”, recalcó Cardozo.
Fotos: Daniel Arrieta

Loading...
Compartir

Comentarios

Comentarios