Los Premios Goya tiene ganadores

AP | AP |

La película Nadie quiere la noche recibió el sábado tres premios Goya del cine español, mientras que Javier Cámara y Luisa Gavasa fueron reconocidos por sus papeles de reparto, en Truman y La novia, respectivamente. La cinta argentina El clan se impuso como mejor película iberoamericana.

Cesc Gay dirigió Truman, que cuenta a Cámara y al argentino Ricardo Darín como protagonistas y también compitió por seis galardones de peso.

Cámara recogió la primera estatuilla por Truman, cuando aún quedaban por revelarse otros 18 galardones, entre ellos los de mejores actores protagonistas, masculino y femenino, así como director y película.

“Soy un privilegiado por haber compartido cada plano, cada mirada con Ricardo Darín, que es un actor excelso”, declaró Cámara en su discurso de aceptación. “Le doy las gracias a la gente joven y todos aquellos actores de reparto que nos aleccionan”.

El joven Miguel Herran se llevó el reconocimiento a mejor actor novel por su trabajo en A cambio de nada y Guzmán la dirección novel.

El músico Pablo Alborán recogió la estatuilla a la mejor canción original de Palmeras en la nieve, que también vio premiada su dirección artística. La mejor música original y maquillaje y peluquería fue para Nadie quiere la noche.

La novia ganó en el apartado de dirección fotográfica y El corredor, el cortometraje de ficción.

La gala, que se celebró en el Marriott Auditorium de Madrid, fue presentada por el actor malagueño Dani Rovira y arrancó con un amplio repaso a sus 30 años de historia. Contó por primera vez con la presencia de cuatro actores ganadores del Oscar estadounidense: la francesa Juliette Binoche, el californiano Tim Robbins, y los españoles Javier Bardem y Penélope Cruz.

También estuvo entre los asistentes el escritor peruano Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura, y otros destacados intérpretes como el argentino Juan Diego Botto, Iciar Bollain y Paz Vega.

El clan derrotó en su categoría a la chilena La once, de Maite Alberdi, la peruana Magallanes, de Salvador del Solar, y la cubana Vestido de novia, de Marilyn Solaya.

“Las coproducciones permiten producir películas que no son siempre son fáciles y acercan talentos de las dos partes del océano. Y concretamente las iberoamericanas, a través de un vehículo maravilloso, la lengua española, acercan una cultura común”, expresó la productora Esther García, quien aceptó la estatuilla en ausencia de Trapero.

Cuba también optaba a un galardón individual por la destacada interpretación de Yordanka Ariosa en El rey de La Habana, cinta que también está nominada en la categoría de mejor guion adaptado por la labor de Agustí Villaronga. Pero el galardón se lo llevó la española Irene Escolar por su rol en Un otoño en Berlín.

El Goya de honor recayó en esta ocasión en la figura de Antonio Ozores, visiblemente emocionado por el reconocimiento a su dilatada carrera.

Ninguno de los cinco filmes que optan al premio a mejor película ha sido un éxito de taquilla en España, pues hasta la fecha solo han supuesto el 1% de la recaudación del año 2015.

La isla mínima, de Alberto Rodríguez, fue la gran triunfadora de la pasada edición, cuando acumuló 10 galardones.

Comentarios

Comentarios