Osman Aray: “Es todo un reto conducir La Bomba”

La Bomba está que explota porque Osman Aray llega al canal de la bolita roja para prender esa mecha farandulera todos los días junto a Josemith “La Maracucha” Bermúdez; Doña Griselda, El Guaro, Carla Field y Arnaldo Albornoz.
Nuevas secciones, muchos chismes, más exclusivas y mucha pero mucha diversión trae La Bomba con este nuevo equipo que se convierte en todo un trabuco del cotilleo nacional e internacional. Así es. El disparatado periodista que se dio a conocer con sus tubazos y ocurrencias en el espacio Sálvese quien pueda, que hace algunos años transmitió Venevisión, regresa a la pantalla venezolana para entretener a los televidentes.
En entrevista, Osman Aray revela todas sus impresiones, comenta cómo se ha sentido en su nueva casa, Televen, y cuenta sobre sus nuevos proyectos en el ámbito laboral.
Enamorado del medio artístico
Uno de los sueños de Osman Aray había sido volver a la televisión. Siempre le ha gustado el trabajo en el medio artístico.
Durante los últimos dos años se dedicó al lucrativo negocio de la venta de ropa de damas. Viajó a Nueva York en numerosas ocasiones para hacer, entre otras cosas, asesorías a grupos musicales y trabajos de prensa con algunas obras de teatro.
-¿Cuáles son sus expectativas ahora que está en Televen?
-Divertirme mucho, contactar nuevamente a la familia venezolana, que se quieran divertir con nosotros y hacer una bonita televisión para Venezuela, país que necesita espacios inteligentes, que le den valor a nuestro talento.
-¿Cómo lo han recibido los animadores de La Bomba?
-Muy bien. Uno a veces está tímido ante el encuentro porque me los he encontrado en algunas fiestas y con algunos animé algún evento, pero nunca les había hablado de trabajo. Son unas personas muy afanadas por hacer que La Bomba tenga el brillo de siempre.
-Se comenta que le quitó el puesto a El Guaro. ¿Es cierto?
– Yo no vine a tumbarle el puesto a nadie, cada quien puede tener su espacio y su carrera. El Guaro es un muchacho con buena energía y estupendo. Él va a seguir con nosotros y en todas las reuniones ha dado unos aportes muy valiosos. Admiro mucho su trabajo.
-Hay quienes aseguran que La Bomba ha perdido popularidad, ¿por qué aceptar la conducción de un programa que supuestamente está en picada?
– (Risas…) Porque significa un reto. La gente sigue viendo La Bomba porque  este programa se ha convertido en una referencia del espectáculo venezolano y considero que Televen tiene ganas de promover la diversión al público.
De ahora en adelante…
-¿Cómo será su papel en La Bomba?
-El personaje que voy a interpretar es el personaje de Osman Aray. Yo siempre he sido acucioso con las informaciones,  le hago seguimiento a las noticias, soy  incisivo a la hora de preguntar, quizás un poco polémico y controversial.
-¿Cuál es el atributo que tiene Osman para marcar la diferencia en la conducción?
-Tengo un profundo compromiso con la audiencia y el espectáculo venezolano porque valoro mucho el trabajo de los artistas y actores. Quiero hablar sobre las informaciones que los rodean y hacerlo con veracidad y objetividad.
Su técnica…
-¿Cuál es la mejor forma de librarse de un escándalo farandulero después  de estar metido en él?
-Asumiéndolo… y si realmente eres inocente, relajarte. El que no la debe, no la teme.
-¿Cómo averigua Osman sus chismes?
-Todo el mundo me llama, yo llamo a todo el mundo. Me datean, me pasan mensajes de texto, tengo muchos infiltrados en muchos lugares y así.
Entre escándalos…
-El mejor escándalo que ha visto en su carrera…
-Tantos… Creo que todo ese cuento de Daniel Sarcos con su separación de Venevisión y su posterior separación  con Chiquinquirá. La renuncia de Chiqui a Venevisión y más atrás la de Maite Delgado. Fue como un sacudón muy emblemático para mí.
-¿Cuál ha sido su mejor tubazo?
-En el concierto Paz Sin Fronteras de Colombia, los artistas no dieron entrevistas y no se podían obtener declaraciones de ellos, a menos que fuese por sus medios oficiales. Había demasiada seguridad y yo me escapé con una cámara y me disfracé de sirviente para tener acceso al hotel donde estaban ellos. Logré tener acceso al piso donde se estaban quedando Miguel Bosé y Juanes. Entonces cuando salieron al show logré entrevistarlos. Mi cómplice fue Ricardo Montaner.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios