#FitneesIMP El primer cambio es de Chip

@mi_imagen_saludable |

El  gran dilema de muchas personas hoy día. ¿Cómo hacer para bajar de peso? ¿Por dónde comienzo? ¿Cómo lo voy a lograr si no entreno? ¿Qué voy a comer si no me gustan los vegetales? ¿Es posible lograrlo con alimentos comunes o solo es posible a través de alimentos importados y muy costosos?

Pues he aquí lo que en lo personal considero la respuesta a todo: si de verdad has decidido mejorar tu estilo de vida, cambiar tu imagen y optimizar tu salud, el éxito está garantizado.

El principal y más arduo cambio debe ser MENTAL. Si, así mismo, desde el momento que de verdad entras en conciencia de mejorar tus hábitos de vida, de alimentación e incorporar las actividades deportivas a tu rutina diaria, ya estás ganado. Cuando buscas obtener resultados para tu bienestar, sin preocuparte en complacer a terceros; cuando tu prioridad es ser activo, saludable, funcional y tener tu autoestima en nivel óptimos, es allí cuando comienza a ocurrir la magia, y donde comienzas a ver retos superables donde el resto ven metas inalcanzables.

Elimina los NO PUEDO de tu cabeza. Cambia los: NO ME GUSTA por VOY A INTENTARLO. Aunque suene repetido, es urgentemente necesario salir de la zona de confort, de la comodidad, del conformismo, para poder lograr nuestro objetivo, ¡Sobre todo cuando el objetivo es tan importante como ser más saludable! ¿Qué es más importante que la salud? Aunque obviamente todos buscamos tratar de vernos mejor, tampoco debe ser la apariencia la principal motivación, porque la forma en la que lucimos es el reflejo de nuestra salud. Por tanto cuando nos ocupamos de ella, todo mejora como por arte de magia. Si bien es cierto, que la imagen es importante para el desarrollo y mantenimiento de altos niveles de autoestima, si nos enfocamos solo en este punto, podemos cometer errores en la búsqueda de la tan preciada meta, como por ejemplo: dietas súper agresivas, eliminación total de algunos macronutrientes de la dieta diaria, trastornos alimenticios, arriesgadas cirugías, entre otros; aunado a un excesivo gasto de dinero, que es muchísimo más sano y útil invertir en alimentos sanos y rutinas de ejercicios que es lo que realmente nos va a brindar el logro del objetivo de forma segura y permanente.

Es así pues como partiendo de que el primer cambio es del “Chip Mental”, hay ciertas cosas adicionales, que nos van a permitir ir mejorando nuestra salud e imagen, como por ejemplo:

  1. Evita las frituras. Ten en cuenta que cada cucharadita de aceite que utilizas para freír le va a agregar alrededor de 130 calorías a tu plato. Si en vez de freír elijes cocinar al horno, no sólo reduces las calorías y las grasas de la fritura sino que además permites que lo que estás cocinando pierda su propia grasa.
  2. Otra forma saludable de cocinar las carnes es hervirlas. Puedes utilizar caldo o condimentar el agua para darles más sabor. Del mismo modo, si decides guisar los alimentos, refrigera los platillos cocinados y quítale la grasa fría antes de recalentarlos.
  3. Especial para los vegetales. Cocínalos al vapor, en un colador sobre agua hirviendo. Déjate guiar por tus instintos y agrégales todo tipo de condimentos. Utiliza distintos tipos de vegetales verdes y combínalos de diferentes maneras para que tus ensaladas sean diferentes y así tienes variedad.
  4. Saborea con especias. Utiliza diferentes condimentos para darle sabor a las comidas y disminuye la cantidad de sal y de azúcar que le agregas a tus comidas.
  5. Alimentos enlatados. No abuses de ellos. Úsalos dos o tres veces por semana, y cuando lo hagas, quítale el aceite y escurre bien o puedes elegir estos productos procesados en agua, en vez de en aceite.
  6. Organízate. Debes planear el día antes las comidas del otro día para prevenir y evitar consumir alimentos en la calle. Además llevando la comida desde tu casa ahorras dinero.
  7. Realizar actividad física. La recomendación actual de la Organización Mundial de la Salud con respecto al tiempo de ejercicio mínimo para bajar de peso es: ¡60 minutos 5 veces a la semana! Sin embargo si la meta es mantenerse saludable, con realizar alguna actividad deportiva entre 30 y 45 minutos al menos 3 o 4 veces por semana ya estaremos ganando.
  8. Ten paciencia. No es de hoy para mañana, no pretendas ver los resultados al siguiente día de comenzar, mantente firme, se disciplinado y en el tiempo justo tu cuerpo reaccionará de forma favorable. Los primeros cambios estarán allí en la semana 4. No te obsesiones No te peses a diario, no te midas cada tres días, no esperes bajar de talla en dos semanas. Recuerda que la actitud es todo. Y este cambio SOLO ES POSIBLE si la mente está preparada a desechar viejos y malos hábitos y reemplazarlos por los que nos convienen. PACIENCIA y CONSTANCIA.

En resumen, ve incorporando lo más conveniente a tu vida. Si ya te decidiste, no me queda más que decirte: FELICIDADES por iniciar este maravilloso, arduo, pero reconfortante camino de vernos y sentirnos mejor. Alimentarse adecuadamente, realizar actividad física de forma regular, son acciones positivas de un estilo de vida saludable. Por el contrario, el sedentarismo, la obesidad, el tabaquismo, el excesivo consumo de alcohol y de alimentos ricos en grasas y azúcares, son algunos comportamientos que deterioran la calidad de vida y la salud.

Dicho esto, anímate, no lo dejes para mañana, comienza ya a mejorar tu vida, no hay edad límite. Por experiencia propia y tras perder más de 50 kilos, luego de ser madre, sedentaria, y con muy malos hábitos de alimentación, doy fe de que querer es poder.

Para saber más de este y otros temas de alimentación y entrenamiento, sígueme en mis redes sociales:

Twitter: @miimagenysalud

Instagram: @mi_imagen_saludable

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios