La UCLA sigue apostando por el arte emergente

María Virginia Colmenárez | Foto: Cortesía Arte emergente |

Estudiantes de la carrera de Artes Plásticas del Decanato de Humanidades de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA) expusieron nuevas propuestas en cuanto al innovador y fresco arte venezolano.

El evento “Como pinta un guaro” presentó talento juvenil y estudiantil en la galería del edificio Rainha Santa Isabel de Barquisimeto. La idea surgió de un momento de desesperanza, cuando Katherine de la Rosa y Michell Vidal sintieron la necesidad de generar un espacio donde se realizaran diferentes actividades artísticas en conjunto con el Desarrollo Humano.

La actividad fue organizada por el grupo Pabellón del arte, su nombre se debe a que Venezuela se ha caracterizado por ser una población donde la comida juega un papel simbólico, estableciendo fuertes lazos que sobrepasan el tiempo; la liga de elementos en la cocina venezolana hacen de la gastronomía una de las mejores de América Latina.

“El nombre de nuestro proyecto quiere reflejar la idiosincrasia y resaltar el pabellón no solo como un plato típico sino como una metáfora que se encarga de unir el trabajo de diferentes profesionales como músicos, fotógrafos, poetas, artistas visuales, diseñadores y licenciados en desarrollo humano” explica Andrea Vidal, una de las organizadoras.
La actividad está enmarcada a generar espacios donde profesionales de diversas áreas expongan sus ideas a través de expresiones artísticas y sociales.

“Esperábamos buenos resultados, pero fueron mucho mejores, un éxito total que nos incentiva a seguir trabajando por el arte emergente”, dijo Luis Romano, artista.

A través de los resultados obtenidos, los estudiantes buscan que la sociedad se familiarice con las artes y le brinden la importancia que se merece. La oportunidad surgió de la alianza con “Cesar Grillet Arte Integral” para generar la Expo Galería, donde se exhibieron obras de artistas consolidados del estado Lara y también parte del país, entre ellos: Antonio Dávila, Ángel Escalante, Volpe Bastidas, y piezas de la colección priva del Señor César Grillet.

“Esperemos que se pueda repetir este acontecimiento que significó y marcó nuestras vidas como artistas” expresa con satisfacción la artista María Regnault.

“Estas son cosas que se necesitan en tanta oscuridad en la que está metida esta sociedad, son actividades que la alejan del odio” añadió Romano.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios