Miércoles de Ceniza, el inicio de la Cuaresma

La Vanguardia |

Lo que ayer fue gloria se reduce en nada. Lo que un día fue material se acaba. Y todo lo bueno que tengamos en nuestra alma vivirá hasta la eternidad.

Hoy se inicia la Cuaresma, el comienzo de 40 días de preparación para la Pascua, la cuenta atrás para la llegada de la Semana Santa. En Miércoles de Ceniza, millones de católicos de todo el mundo asistirán a misa para recibir la imposición de la ceniza.

“Recuerda que polvo eres y en polvo te vas a convertir”

En nuestra retina queda inmortalizada la cruz de ceniza sobre el frente de aquellos fieles que lo deseen. Ceniza que se obtiene de las hojas de olivo quemadas y recogidas durante el Domingo de Ramos del año anterior bajo la frase “recuerda que polvo eres y en polvo te vas a convertir”.

La historia cuenta que, antiguamente, los judíos solían cubrirse de ceniza cuando hacían algún sacrificio. El Miércoles de Ceniza, los fieles católicos están llamados a confesar sus pecados, es el día para reconocer la propia fragilidad y la mortalidad. Y es día de práctica de ayuno y abstinencia obligatorios según las normas de la diócesis.

Adiós a la carne

Este es el significado de la palabra Carnaval, lo que hoy día se conoce como una fiesta de disfraces para pasarlo bien con los amigos. Antiguamente, y por falta de buena refrigeración, los cristianos tenían necesidad de consumir, antes de Cuaresma, los productos que no podían consumirse en este período (carne, leche, huevos…). El Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo son días de ayuno (una sola comida fuerte al día; a partir de los 14 años) y abstinencia (no comer carne; de los 18 a los 59 años). Esta es la manera de pedir perdón a Dios para demostrarle que queremos agradarle y mejorar en la vida.

Reflexión del Papa Francisco

Según cuenta la leyenda, a gritos de “Sálvanos, sálvanos del imperio romano”, fue recibido, en Jerusalén, Jesús de Nazaret. Montado en un burro mientras el pueblo ondeaba ramos de olivo. Con el Domingo de Ramos llega el fin de 40 días de Cuaresma. Y el inicio de la Semana Santa. Las palmas son el signo de participación al rito procesional, un talismán, un objeto bendito.

Entramos en los 40 días de celebración: La Cuaresma del Jubileo de la Misericordia. El Papa Francisco manda a los católicos a vivirla haciendo propias las palabras de Jesús: “Misericordia quiero y no sacrificio”. Para los fieles, la Cuaresma es época de confesar sus pecados graves. La Iglesia también les invita a realizar buenas obras, a ser solidarios con aquellos que más sufren y a renunciar a aquello superfluo. Asimismo, el Papa plantea a los fieles “¿por qué no dejar a los que no tienen nada un 10 o un 50%?”.

Loading...
Compartir

Comentarios

Comentarios