Oraciones y paseo de maletas darán bienvenida al nuevo año

Diana B. Moreno H. Fotos: Juan Brito y Archivo |

En Venezuela diversas son las tradiciones que aún en las familias se mantienen, una vez que suenan las doce campanadas. En esta ocasión toca decirle adios al 2015 y bienvenido al 2016.

El equipo de El IMPULSO salió a pulsar las opiniones y las prácticas de las personas que transitaban en distintos comercios de la ciudad de Barquisimeto.

Nersy Colmenárez junto a su mamá y hermano consideraron que la unión es lo más importante por eso se reunen en una misma casa, a fin de pedirle a Dios cosas positivas para el año próximo.

Es por ello que jamás perderán las tradiciones o costumbres como son pasear la maleta con el pasaporte incluido, dinero y hasta la carpeta de Cencoex.

Para este año venidero Nersy tiene como meta viajar a Ecuador y su mamá aunque de avanzada edad, prevé ir a Cuba y México.

“Las uvas nunca nos faltan para comernos las doce correspondientes pero las estamos buscando, estamos en eso”, comentaba.

Por otro lado, acostumbran regar granos de varios tipos frente a la casa.

“Todas nuestras peticiones la mayoría se cumplen, y eso con todo y la crisis del país pero han surtido efecto”.

Dijeron que para el 31 de diciembre por lo general no les falta la chicha andina, pero no consiguieron esta vez los ingredientes para prepararla.

Uvas se vendieron

Las anheladas uvas para el día de hoy se conseguían ayer entre Bs. 600 y Bs. 800 el kilo de la nacional, mientras que la importada en el centro de Barquisimeto la vendían a Bs. 2.000 por kilo.

Algunos carteles llamativos decían: A Bs. 300 el medio kilo de uva.

Otras prácticas

Mariela Apóstol, acostumbra comerse las 12 uvas para la buena suerte, sin embargo, no estaba segura de que el dinero el rendiría porque faltaba comprar ingredientes para las hallacas.

No obstante, indicó que usará la ropa interior amarilla para que la suerte y el éxito estén de su lado.

También será infaltable el paseo de la maleta para cumplir sus aspiraciones de viajar en el 2016.

Algo más conservador hará la señora María Castillo hoy a parte de buscar las uvas para comerlas: orarle a Dios darle las gracias por su bendición durante el 2015 y la protección que le da a su familia.

Asimismo aprovechará para pedirle más salud antes que el año se termine, pues considera que con este beneficio se pueden obtener muchos otros.

En total no importa cuántos rituales se cumplan. El deseo de cambio de aquellas cosas que consideramos deben mejorar, debe comenzar en el interior de cada persona.

Loading...
Compartir

Comentarios

Comentarios