Tradiciones que no mueren: hoy nos visitan Melchor, Gaspar y Baltasar

Yandribeth Medina Gutiérrez | Archivo |

Cada nuevo año, específicamente un día como hoy, se celebra la llegada de los Reyes Magos a Jerusalén, lugar donde nació el Niño Jesús. Esta fecha en los pesebres de cada hogar venezolano y en muchas partes del mundo se hace presente las imágenes de Melchor, Gaspar y Baltasar. Ese día fue cuando estas personas llegaron al establo donde nació Jesucristo. Estos visitantes venían desde el Medio Oriente y rindieron homenaje por medio de la entrega de regalos de gran riqueza simbólica como oro, mirra e incienso.

Los relatos bíblicos rezan que eran los tiempos del mandato del Rey Herodes, se rumoraba que quien había de nacer se convertiría en un mártir y el nuevo Rey de los Judíos, así que Herodes actuó con falsa cordialidad ante los tres reyes con la única intención de que se le informara el lugar exacto donde estaría el pequeño para adorarle, sin embargo, la verdad era que buscaba la muerte del recién nacido.

La estrella de Belén

El reflejo de una estrella de Belén fue el que les indicó el camino a seguir, hasta el momento donde quedó solo la luz de un lucero. Allí estaba la escena protagonizada por José, esposo de María, quien cargaba en sus brazos al niño Jesús. Cada uno de los regalos que llevaban estos tres visitantes tenían un significado, el oro representaba el reconocimiento de Jesús como el Rey de Reyes. El incienso era la muestra de representación del hijo de Dios en su naturaleza divina. La mirra era parte de la interpretación a la premonición del sufrimiento y muerte del Mesías. En su regreso, Melchor, Gaspar y Baltasar recibieron una revelación por parte de un ángel, quien les advertía el peligro de Jesús si ellos cumplían el acuerdo establecido con Herodes. De esta manera decidieron burlar ese trato y desviar su camino.

Durante el siglo V, el nombre de magos era dado a los hechiceros, también era una de las características que tenían los hombres sabios y dedicados a la ciencia, por tal razón estos particulares personajes tienen esa etiqueta, pero además, teológicamente se les atribuye cualidades benefactoras y mágicas. Cada 6 de enero esta celebración forma parte de las tradiciones que se extienden de las festividades decembrinas.

Costumbre venezolana

En todo el territorio venezolano se ha mantenido la costumbre o tradición de conmemorar este día, es parte de una festividad que trasciende por todas las generaciones, incluso es considerado uno muy especial para todos los niños, ya que los mismos esperan ansiosos la llegada de los Reyes Magos quienes cada año vienen cargado de regalos. Esta fiesta está dentro del conjunto de acciones realizadas en la navidad, los cristianos celebran ese nacimiento y es recordado como sinónimo de amor, vida y encuentro familiar.

Diferentes religiones a nivel mundial instan a las personas a buscar una relación más cercana con Dios, también reconocer a Jesús como único rey y salvador de toda la humanidad. En cada país este día es recibido de forma distinta, todo depende de su cultura y la forma en que toman en cuenta estas tradiciones, por ejemplo, en Puerto Rico los niños acostumbran a recoger grama que depositan en cajas de zapato, de esta manera simbolizan como alimentan a los camellos y allí es dejado su obsequio. En México se hace la preparación de la llamada rosca de reyes y esta es acompañada por café o chocolate. En España los niños le hacen cartas a los Reyes Magos, incluso no siempre a los tres, hay infantes que tienen un rey favorito, en la noche del día 5, los niños ponen sus zapatos en la puerta antes de ir a dormir, así los Reyes saben cuántos niños viven allí. También ponen algo para que coman y beban, así como agua y hierba para los camellos.

A los Reyes se les atribuye la llegada de bienestar y dicha a cada hogar venezolano, son benefactores y considerados mágicos, por estas y otras razones se celebra su llegada.

Comentarios

Comentarios