Cardenales con gran defensa

Roger Ortiz | Foto: Luis Salazar |

Cardenales de Lara cuenta con una gran defensiva que ha sido de las mejores en la postemporada 2017-2018. Además de una ofensiva productiva que conecta muchos sencillos y pocos extrabases pero es efectiva ante los rivales.

Para comenzar los alados han contado en la receptoría con la experiencia de Gustavo Molina, de 35 años, ha logrado manejar al cuerpo de lanzadores alado de manera idónea. Molina se encuentra en su décima postemporada y en su edición 14 en la LVBP. El oriundo de Vargas estará en su séptima final y tiene un título en su vitrina con los Caribes de Anzoátegui en la 2010-2011, ahora su rival de turno en la serie decisiva.

En la inicial se encuentra Rangel Ravelo, de 25 años, el cual es uno de los mejores importados de la liga en los últimos tres años.La defensiva del primer cojín ha sido de altura para los crepusculares que han contado con una excelsa labor del cubano. El año anterior estuvo en la final como jardinero derecho y se vio incómodo por lo que en esta oportunidad ha estado en un nivel óptimo como inicialista. El tercer bateador es una de las mejores herramientas ofensivas de los larenses con sus turnos de calidad y su constante producción.

Lara cuenta alrededor de la intermedia con la dupla de lujo, de lo mejor en la LVBP en los últimos dos años, Ildemaro Vargas y Juniel Querecuto –segunda y campocorto-. Vargas, con 26 años estará en su segunda final en Venezuela, y es la chispa de los locales. En la segunda base ha sido preponderante con sus jugadas que no dejan de asombrar y es uno de los mejores en la posición. En ofensiva, como primer bate del line up, no ha parado de batear y en esta instancia ha sido clave para llegar hasta la final.

En el caso de Querecuto, pilar de la línea central de los guaros, viene de ser el más valioso en la semifinal. La defensa ha sido de altura y en combinación con Vargas han formado una llave exitosa. El segundo toletero ha estado caliente con el madero y junto a Vargas son el dolor de cabeza de los contrarios.

En la antesala se encuentra Carlos Rivero, el barquisimetano está en su segunda serie decisiva en la LVBP, y ha estado con un buen trabajo en la posición. Rivero ha hecho buenas jugadas en los playoffs y a sus 29 años busca seguir con esa labor para los pájaros rojos. Con el madero en la serie ante la nave turca logró responder de manera oportuna en la parte baja del line up.

Experiencia y juventud

En los jardines los crepusculares cuentan con una combinación de experiencia y juventud que ha sido rendidor. En el bosque izquierdo tienen desde las semifinales al incombustible Alex Romero, quien jugará su novena final en el circuito criollo. El guardabosque es uno de los jugadores más seguros en su posición y puede estar en el jardín derecho y central. El bate del veterano fue de mucha ayuda para Cardenales ante los turcos por lo que será fundamental en la serie.

El novato Elvis Escobar, tras la lesión del dominicano Alejandro De Aza, asumió como patrullero central y su labor ha sido destacada. Escobar, de apenas 23 años, jugará su segunda final con los larenses. El jugador se ha visto con un gran alcance y un buen brazo en la posición. Como noveno bateador ha cumplido e incluso ha dado batazos importantes en la postemporada. Es un duro reto para Escobar, quien posee las herramientas para poder contribuir de manera estelar a los alados.

Por último, el jardinero derecho cubano Henry Urrutia, quien a lo largo del año ha estado ubicado en ese lugar del campo. Urrutia en ocasiones pareciera no tener un alcance indicado para la posición y en otras oportunidades ha sido lo opuesto con una buena defensiva. El brazo quizás no ha sido el mejor pero cuenta con el respaldo de José Moreno. El campeón bate de la ronda regular es parte del eje central de los larenses como cuarto bate y su aporte para el club es esencial.

El bateador designado será Jesús Montero, de gran ronda regular y de floja actuación hasta ahora en la postemporada. Montero en la final del año anterior fue uno de los mejores con el madero por lo que se espera pueda aparecer en la final.

En cuanto a la banca los larenses tienen mucha juventud que vio acción en la ronda regular como Deiner López, Jecksson Flores, Yojhan Quevedo y Yonathan Mendoza. Quizás falta experiencia allí en ese lado pero hasta ahora Flores, López y Quevedo, quienes son los jugadores más usados desde la banca, han respondido.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios