Caribes apela a su poder

Williams Linárez | Foto: Luis Salazar |

Caribes de Anzoátegui se caracteriza en esta pretemporada por presentar uno de los lineups más temibles en los últimos años (gran capacidad de sacar la bola del parque). Del primero al noveno bate tiene amplia experiencia en este tipo de definiciones y tratarán de buscar su tercer título.

Para esta serie presentarán en la receptoría a Tomás Telis de gran campaña ofensiva, a sus 26 años y en su sexta campaña, dejó un sólido average de .352 en 28 encuentros, sonó 4 cuadrangulares y 14 remolcadas. Se caracteriza por tener un buen brazo y decente en el manejo del pitcheo. Esta es su primera ronda final.

En la primera almohadilla estará el cuarto bate, Balbino Fuenmayor (28 años), quien es el alma del conjunto. Desde su llegada al país los orientales se despertaron de su mal arranque y dejó sólido average de .341, sacó 7 cuadrangulares y 41 remolcadas. Aunque bajó un poco en la postemporada (.261). Se tituló en la 2014-2015. No solo es poder con el madero, también aporta una defensiva más alta de la media y trabaja en conteo altos contra los monticulistas.

La llave de segunda y shortstop de los orientales es una de las más experimentadas y seguras en la actualidad, por su excelente defensiva y bateo oportuno. La intermedia la ocupa Alexi Amarista, quien a pesar de sus 28 años, tiene once campañas con el equipo y estuvo presente de titular en los dos títulos del equipo.

El campocorto será ocupado por el estelar Luis Sardiñas (refuerzo de Tiburones) de 24 años, aunque ostenta el noveno puesto en el lineup, es productivo con el madero y suma unas manos providenciales.

La llave de la mitad del infield presenta una alta experiencia en las Grandes Ligas y no se amilanan ante este tipo de retos profesionales.

La tercera base es del capitán Niuman Romero (31 años), un jugador de buena defensa e inteligente a la hora de tomar cada turno al bate. Esta es su duodécima campaña con Caribes de Anzoátegui, protagonista principal en los trofeos levantados. En la 2017-2018 ligó para una everage de .287 y un excelente porcentaje de embasado de .391, de los mejores en el campeonato.

De este grupo de infilders y receptor, solo Fuenmayor no ha participado en las Grandes Ligas y la mayoría tiene varios años en la organización que se ha convertido de las más ganadoras en esta década (sumó sus dos trofeos).

Jardines heterogéneos

Los jardines de Caribes de Anzoátegui reúnen todos los fundamentos básicos del juego, poder, contacto, velocidad y lo más importante muy buena defensiva.

En el izquierdo ve acción Willians Astudillo, una de las revelaciones del campeonato, fue el verdugo de los Leones del Caracas en la serie semifinal y tuvo en la ronda regular promedio de .316, sonó 6 cuadrangulares e impulsó 37 anotaciones. A sus 26 años y en su primera campaña como titular.

La pradera central estará segura gracias a Rafael “Balita” Ortega (26 años). Será el primer bateador del conjunto anzoatiguense, promedió .320, anotó 38 carreras, sonó 57 imparables, sacó 4 cuadrangulares e impulsó 28. En su primera gran campaña en la liga.

El jardín derecho tendrá la veteranía de René Reyes, a sus 39 años de edad se ganó el puesto de tercer bate en el equipo. Sacó 7 bolas, trajo a la registradora a 30 compañeros y ligó para .297, con un alto porcentaje de embasado de .386. Y a la defensa es catalogado como uno de los mejores brazos. Como nota resaltante ha participado en cuatro finales y todas las ha ganado (Tres para Tigres y una con Leones).

El bobareño Luis Jiménez, figura importante de los Cardenales de Lara en la década pasada, vuelve a casa, pero con otro uniforme. Tras su paso infructuoso por los Bravos de Margarita, renació su carrera en Caribes de Anzoátegui (en estas dos últimas campañas).

Fue líder en cuadrangulares con 10 y en los playoffs brilló como antaño. Es un jugador que disfruta este tipo de instancias. Será su cuarta final, con un título obtenido (Caribes como refuerzo).

La banca de los orientales es uno de sus puntos débiles (al igual que el relevo), al no tener jugadores de gran trayectoria. Se destacan el jardinero e inicialista Luis Domoromo (.289, 3 y 24), el campocorto César Valera (.305, 3, 11), el receptor Erik Castillo (.217, 0, 3, buenas defensa) y el infilder Luis Hernández (.248, 1, 12). A Todos les falta recorrido en este tipo de situaciones decisivas.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios