Circuito caliente: Sol y calor protagonistas de la Vuelta al Táchira

Carlos José Méndez/Enviado especial/Foto: Luis Salazar/Enviado especial |

El circuito de las avenidas España y 19 de Abril, cita imperdible para los tachirenses, que acuden en masa edición tras edición a una de las jornadas emblemáticas de la Vuelta al Táchira, estuvo marcado por las altas temperaturas, un sol “picoso”, en una zona de la capital tachirense, en la parte alta, a los pies de la montaña, que suele registrar precipitaciones, aunque no tanto en esta época del año.

Como de costumbre, buena cantidad de público acudió al trazado para aupar a los pedalistas y pasar un domingo en familia. La escena repetida de todos los años: parrilla, sancochos, música, bebidas a la orilla de la calzada, mucho antes de la partida, porque cada quien madruga para ganarse el mejor puesto posible.

Sí, bastante gente, pero una cantidad menor a otros años. El trazado de 9.6 kilómetros suele estar abarrotado de punta a punta, pero en esta oportunidad había sectores algo desolados. Buscando explicación ante los nativos, señalaron el hecho de que el emblemático circuito, bautizado con el nombre de Santos Rafael Bermúdez, primer criollo campeón de la ronda andina, se hiciese tan temprano en el recorrido.

“Esta vez lo hicieron en la tercera etapa y otras veces lo han hecho en la última. Por eso es que hay menos gente comparado con otras ocasiones… a eso súmele el hecho de que el puente (la frontera) está cerrado”, indicaba un aficionado que veía la carrera a unos cien metros de la llegada, siempre fiel en la tarea de apoyar los colores de Lotería del Táchira, el equipo de ciclismo más antiguo del mundo.

Otro seguidor del ciclismo destacó que el circuito fue hecho “muy lejos de la feria” y por eso está “algo tibio”. Esta ciudad suele festejar sus fiestas en enero, como lo hace Barquisimeto en septiembre.

Eso sí, no faltaron los “rugidos” de emoción, cada vez que un lotero se asomaba al frente del pelotón. En este caso, la mayoría de los aplausos se los llevó John Nava, uno de los veteranos de la escuadra anfitriona y quien rodó en punta de carrera, acompañado por José Márquez, por un trayecto de más de 60 kilómetros.

Y la otra cuota importante de aplausos la hizo suya Jonathan Salinas, el vencedor de la jornada, quien, además de regalarle el triunfo a sus parciales, se convirtió en el nuevo líder de la competencia. Así las cosas, jornada redonda para los de casa. Triunfo y liderato. Y jornada de alegría para la afición, que vio a uno de los suyos vestirse de amarillo.

 

Comentarios

Comentarios