Guaros de Lara reyes de América

Francisco Javier Vega/Foto: Luis Salazar |

Los Guaros de Lara hicieron trepar a Venezuela a la cima del continente a nivel de clubes profesionales, al coronarse campeones de la Liga de las Américas FIBA 2016, mediante un triunfo contra el monarca defensor, Baurú de Brasil, 84-79, en un repleto y majestuoso Domo Bolivariano de Barquisimeto.

Nunca antes había jugado un Final Four una franquicia de LPB y Venezuela jamás había levantado este trofeo, lo que la convierte al país en monarca suramericano de naciones y continental de clubes y naciones en simultáneo, todos bajo el comando del entrenador argentino Néstor “Ché” García, esta vez sin la ayuda de su pilar, el lesionado capitán Heissler Guillent.

Guaros se ganó el derecho a representar a América en la Copa Intercontinental FIBA contra el quinteto que resulte campeón de la Euroliga, principal torneo de clubes de Europa, en un evento a dos partidos con fecha y sede por definirse pero al que opta el Domo de la avenida Libertador, en el que no cabía un alma y que quizás registró la mayor entrada desde su construcción, en 1981.

Guaros le regala también al país su séptimo trofeo internacional de clubes tras los conquistados por Trotamundos de Carabobo (1988, 1989 y 2000) y por Delfines de Cabimas (2001) y de Miranda (2002 y 2003) en el extinto Suramericano de Clubes Campeones.

Un heredero de una gran dinastía de este deporte, el alero exNBA Damien Wilkins, sobrino de Dominique e hijo de Gerald, resultó Jugador Más Valioso y fue máximo anotador de este choque con 20 puntos. Mogi das Cruzes se quedó con el tercer lugar al derrotar al también brasileño Flamengo a primera hora, 83-81.

A ritmo trepidante

Guaros abrió con Tyshawn Taylor, Zach Graham, Luis Bethelmy, Damien Wilkins y Gregory Echenique y los de Demetrius Ferraciu, sin el lesionado armador Ricardo Fischer, lo hicieron con Álex García, Leonardo Meindl, Robert Day, Jefferson Andrade y Murilo Becker. Baurú dominó el primer cuarto 23-16 con 17 puntos entre Álex y Becker.

Graham metió tres de sus cuatro triples en el segundo parcial y 13 de sus 19 puntos para alimentar la reacción de los locales hasta empatar el choque, 33-33.

La ventaja llegó a ser de siete puntos (49-42) cuando Néstor Colmenares se prendió en ataque –nueve puntos en el tercer cuarto- ayudado por Taylor, pero Meindl encestó ocho por los suyos y Day agregó un triple para que los Guaros llegasen al cuarto final con margen de sólo dos unidades, 59-57.

Jefferson Andrade puso arriba al Baurú (66-62) a falta de siete minutos pero los crepusculares despertaron de su letargo, se metieron de nuevo en el juego y con triples de Bethelmy y Taylor, además de un Wilkins con sangre fría en la hora decisiva –diez puntos, incluidos seis tiros libres en el último cuarto- lograron dar vuelta a la pizarra hasta dejar sin corona al hasta entonces campeón. Tras la chicharra, todo fue alegría, asombro, incontenible emoción. Baloncesto se escribe, hoy por hoy, con B de Barquisimeto. Y aún falta más historia por escribirse en esta tierra.

 

Loading...
Compartir

Comentarios

Comentarios