Nacionales, Cachorros y Medias Rojas con altas expectativas en la MLB

Incluso antes que Max Scherzer, Bryce Harper y el resto de los jugadores de los Nacionales de Washington llegasen a su primer entrenamiento de pretemporada con el plantel completo, ya habían recibido el mensaje.

Después de todo, estaba allí, escrito en la parte superior de un cronograma de las prácticas pegado en el camerino del estadio Space Coast. Sencillo y al grano, de parte del manager Matt Williams.

“Hoy comienza el rumbo a la Serie Mundial”.

¿Un reto? ¿Un pronóstico? ¿Una afirmación?

O, quizás, un lema que se repite desde Wrigley Field hasta Fenway Park. Porque, la misma temporada en la que Grandes Ligas empieza a usar cronómetros para abreviar los partidos, hay muchos equipos para los que las expectativas son más altas que nunca.

Si le sumamos el regreso de Alex Rodríguez tras estar suspendido toda la temporada pasada por dopaje, el posible regreso de Pete Rose y las ideas propuestas por el nuevo comisionado Rob Manfred, y la temporada de 2015 se perfila como una de las más intrigantes en mucho tiempo.

“Hay tantas historias desarrollándose, especialmente a principio de año. Es como una novela muy sustanciosa, y la gente quiere saber el desenlace”, comentó el pitcher de los Azulejos de Toronto, R.A. Dickey.

El nuevo as de los Cachorros de Chicago, Jon Lester, realizará el primer lanzamiento de la temporada, la noche del domingo 5 de abril ante San Luis.

La esperanza es la última que muere, reza el refrán, y esta temporada hay esperanzas renovadas en Chicago gracias a un agente libre de primera línea, varios cotizados prospectos y al manager Joe Maddon.

Los Cachorros no ganan la Serie Mundial desde 1908, antes que se construyera el estadio Wrigley. Y mientras el vetusto estadio es sometido a una renovación que incluye la instalación de pantallas de video, los fanáticos están encantados porque el plantel también es remozado.

“Siempre siento buenas vibras en el béisbol”, comentó Maddon.

Esa sensación parece ser contagiosa en las mayores, que atraviesa una especie de revolución cubana con los multimillonarios fichajes de peloteros que deben debutar este año.

Los Cachorros no son los únicos que se reforzaron y aspiran a llegar lejos. Los Medias Rojas contrataron al venezolano Pablo Sandoval y el dominicano Hanley Ramírez; los Marineros de Seattle ficharon al dominicano Nelson Cruz; y los Dodgers de Los Angeles adquirieron a Jimmy Rollins.

Si los Reales de Kansas City estuvieron tan cerca de ganar la Serie Mundial ante los Gigantes de San Francisco, y los Piratas de Pittsburgh pueden convertirse en uno de los mejores equipos del béisbol, entonces cualquier club puede cambiar su fortuna.

“Uno mira lo que han hecho los Reales y los Piratas”, comentó el jardinero de los Yanquis, Carlos Beltrán, quien comenzó su carrera en Kansas City. “Los demás equipos quieren imitar el éxito que han tenido. Creo que inspiraron a muchos a pensar, ‘esos podríamos ser nosotros’. Los Cachorros, los Mets, los Medias Blancas, y otros. Todos tienen posibilidades”.

No debe sorprender, por lo tanto, que cuando Harper escuchó que sus Nacionales habían sumado a Scherzer a una ya sólida rotación, lo primero que hizo fue reírse y pensar, “¿dónde está mi sortija?”.

A esa lista de candidatos hay que sumar los Angelinos, Cardenales, Padres, Indios, Tigres y los campeones Gigantes, mientras que entre los peloteros a seguir están Rusney Castillo, Yasmany Tomás y otros prospectos cubanos.

“Ahora hay más talento joven, talento de primer nivel. Más de lo que jamás vi en el montículo”, señaló Dickey. “Por eso hay tantos equipos esperanzados, porque la juventud da esperanzas”.

Una pregunta: ahora que Derek Jeter se retiró, ¿quién será el rostro de las mayores? ¿Podría ser Andrew McCutchen, a pesar de recortarse sus famosas rastas? ¿O el hombre de los 325 millones de dólares, Giancarlo Stanton, o el jugador más valioso Mike Trout, o el “Rey Félix” Hernández, o el as Clayton Kershaw?

Quizás el más popular sea el que apodan MadBum, Madison Bumgarner, si es que su brazo izquierdo aguanta el desgaste luego de lanzar 270 innings en 2014 y ayudar a San Francisco a conquistar su tercer título en cinco años.

Los Gigantes se refuerzan con el regreso del lesionado pitcher Matt Cain.

Varias estrellas no fueron tan afortunadas en la pretemporada. Los pitchers Yu Darvish, Zack Wheeler, Marcus Stroman y Tim Collins se perderán toda la temporada, Cliff Lee y Chris Sales están lesionados, y Kershaw incluso fue golpeado en el rostro por un batazo.

Por su parte, el as dominicano de los Mellizos, Ervin Santana, fue suspendido por los primeros 80 partidos por arrojar positivo a estanozolol, mientras que el toletero de los Angelinos, Josh Hamilton, se salvó de una sanción tras su enésima recaída en las drogas.

Comentarios

Comentarios