Primera caída de Guaros en la final

Francisco Vega Riera/Enviado especial | Foto: Cortesía Marinos de Anzoátegui |

Los Guaros de Lara estuvieron a un paso de dar la estocada pero los Marinos de Anzoátegui hicieron respetar su casa y contaron con una gran jornada desde el perímetro y una producción por encima de lo esperado de parte de su segunda unidad, por lo que la serie final de la Liga Profesional de Baloncesto (LPB) 2017 pasó a estar 2-1 a favor de los larenses, tras una victoria oriental por 92-87 en el gimnasio Luis Ramos.

Los orientales anotaron 10 triples, sus 12 jugadores contribuyeron con al menos un punto (la banca encestó 32) y a pesar de perder temprano a Michael Carrera por expulsión (dos incidentes de faltas mutuas), se las arreglaron para contener el ataque de la tropa del argentino Guillermo Vecchio, que esta vez se enredó con 17 pérdidas y no anduvo tan fino desde la larga distancia como en los dos choques previos.

Isaiah Swann encestó 16 puntos, Gregory Vargas agregó 14 con ocho asistencias, Rafael Pérez otros 14 y el panameño Michael Hicks 10 como reserva, en tanto que por Guaros no bastaron 18 de Lazar Hayward, 13 de José Vargas, un doble doble de 12 puntos y 12 rebotes de Gregory Echenique, otros 12 de Néstor Colmenares y 10 de Nate Robinson, quien al final del juego salió por cometer el límite de cinco faltas.

Marinos abrió con Gregory Vargas, Isaiah Swann, Rafael Pérez, Michael Carrera y Chris Massie y Guaros lo hizo con Nate Robinson, José Vargas, Luis Bethelmy, Lazar Hayward y Gregory Echenique. Los locales se hicieron con el primer parcial por 22-18 a pesar de que se complicaron sobre el final por la salida de Carrera, quien se había enfrascado en un duelo particular de puntos (9) con Hayward (10).

En los siguientes diez minutos, Marinos concretó cuatro triples, dos de ellos de un encendido Leon Rodgers y otro par de Swann y Pérez, pero Guaros se mantuvo cerca a pesar de la buena defensa de la segunda unidad local. Zach Graham, Vargas y Bethelmy anotaron 15 puntos entre los tres y el juego se fue al descanso con Marinos arriba por apenas un punto, 43-42 y ya sin poder contar de nuevo con Carrera.

Los navales anotaron otros cuatro disparos de larga distancia en el tercer período por intermedio de Oscar Torres, Swann, Rodgers y Pérez, mientras Vargas agregaba seis. Guaros encontró más problemas para atacar franco al aro y mediante segundas oportunidades y los tiros de Robinson y Hayward (12 puntos entre ambos en ese parcial) se mantuvieron cerca, aunque aún abajo, 67-65.

En el cuarto de cierre el gran recurso del acorazado fue el panameño Hicks, quien encestó 10 de los 25 de su quinteto y se alió con Swann y Vargas para amargarle la noche a Guaros, que se quedaría sin Robinson para el cierre por el límite de fouls y trató sin éxito de ajustar su defensa y ganárselo por la vía de los tiros libres con Echenique, Guillent y “Grillito” Vargas.

El final del cotejo se vio empañado por las agresiones del público a la junta directiva y familiares de jugadores y de la gerencia, así como también a integrantes del circuito radial, que obligaron a los visitantes a resguardarse en su camerino hasta poder salir acompañados por autoridades, mientras que Jorge Hernández, presidente y propietario del quinteto, denunció la “falta de condiciones de seguridad” por parte del equipo anfitrión.

El cuarto partido de la serie se jugará esta noche a las 7.00 en el mismo recinto, aún sin conocerse cuáles medidas tomará la comisión técnica del circuito una vez recabadas las versiones de las directivas de ambos conjuntos sobre el asunto para que existan medidas acordes para la disputa del choque si la pretensión es hacerlo con público en las gradas.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios