Ajustes laborales violan progresividad

RONDA DE MERCADO, CECOCESOLA FECHA: 22-03-14 FOTO: DEDWISON ALVAREZ

 

Por el sector trabajador Héctor Contreras, coordinador de la comisión transitoria de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) y representante del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción (Suticel), refirió que el aumento de salario mínimo del 20% y de la base de cálculo del bono de alimentación, de 1.5 Unidades Tributarias (UT) a 2.5, es positivo, pero sigue siendo insuficiente para el trabajador, ya que la canasta básica registra un valor aproximado de Bs. 139 mil.

Asimismo, rechazó que el valor actual del bono de alimentación sea mayor al salario mínimo, razón por la cual el primero no sería tomado en cuenta para otros beneficios laborales como utilidades y vacaciones.

Apuntó que se trata de una medida regresiva de los beneficios laborales, ya que 1997 todas las bonificaciones fueron salarizadas por ordenamiento de la ley.

Lamentó por tanto, que para la toma de estas medidas, no se haya tomado en cuenta la opinión de los trabajadores, como parte fundamental de la economía.

Acotó que este manejo del cálculo del bono de alimentación es similar al monto que resultaría con la propuesta de la Asamblea Nacional de aumento de la UT, por lo cual rechazó el forcejeo político que existe entre ambos bandos.

Ámbito legal del aumento

Por su parte, el abogado laborista Domingo Salgado, apuntó que el esquema presentado por el presidente no es más que un desconocimiento a los principios de progresividad y proporcionalidad de la Ley Orgánica del Trabajo.

Señaló que esto podría deberse al un fundamento unilateral de las medidas, que no fueron discutidas con los sectores que intervienen en el proceso social del trabajo.

-Es una medida en beneficio del gobierno, porque actúan como el patrono más grande del país y se rompe el rol de Estado regulador y ordenador de las relaciones.

Considera que estas medidas tampoco benefician al patrono privado, porque los ingresos siguen siendo insuficientes, por la crisis económica, y entonces las empresas tienen trabajadores desmotivados e inconformes.

Apuntó que no es factible que una empresa se mantenga en el tiempo si no genera riqueza sustentable.

 

Comentarios

Comentarios