Comerciantes de Mercabar: Hay que definir acaparamiento con órganos del Estado

Ante la situación del Mercado Mayorista de Barquisimeto (Mercabar), tras la requisa de todos los galpones y el decomiso de varios productos de primera necesidad que efectuaran el pasado 20 de septiembre la Guardia Nacional Bolivariana, el Sundecop e Indepabis, con las consiguientes sanciones a algunos comerciantes, ayer se conversó con Leyda Matos, representante de la Asociación de Comerciantes de Mercabar, quien destacó: “Si algunos comerciantes están incurriendo en acaparamiento, sí debería aplicárseles la ley, siempre y cuando se compruebe que es así. Somos un mercado mayorista de alimentos, donde estamos acostumbrados a mantener en nuestros depósitos mercancías en grandes números. Seguimos produciendo y trabajando, y de verdad somos optimistas de que esta situación debe mejorar. Volveremos a ser el mercado mayorista donde se pueden almacenar toneladas de alimentos sin ser catalogados de acaparadores. Es necesario definir con los órganos competentes qué significa realmente acaparamiento y qué significa realmente mercado mayorista de alimentos”.

Al ser consultada sobre la definición de acaparamiento, en su experiencia como comerciante, Matos respondió:

“Acaparamiento es esconder mercancía que está desaparecida del mercado, sobre todo productos de la cesta básica o de consumo masivo. Si hay alguien que, en efecto, tenga oculta ese tipo de mercancía, debería ser catalogado como acaparador y que se le aplique la ley. Sin embargo, este no es el caso de la mayoría de los comerciantes de Mercabar. Es mínimo el número de comerciantes que fueron sancionados por ese ilícito, pero no es la tendencia general del mercado, es sólo algo insignificante. Durante el decomiso, se habló mucho de 150 mil rollos de papel higiénico, lo que significa que se trataba sólo de 3 mil bultos de este producto, una cantidad mínima de lo que solemos manejar aquí, es decir, entre 50 mil y 80 mil bultos de papel como una cifra normal por semana. En otras palabras, 3 mil bultos no es una cantidad viable para nosotros, pues estamos acostumbrados a toneladas”.

En este sentido, Matos reiteró que si tras el decomiso fueron sancianados sólo 3 ó 4 de los más de 300 comercios que funcionan en Mercabar, los cuales fueron todos inspeccionados, eso demostraría que el grueso de los comerciantes no ha incurrido en acaparamiento, añadiendo que 150 mil rollos de papel se comercian en un día en Mercabar. “Permaneceremos aquí. Defendemos este mercado, por el que hemos trabajado toda la vida, y le hemos querido dar la importancia que tiene para la región y el país”, concluyó.

Comentarios

Comentarios