El país podría enfrentar un apagón por crisis en El Guri

Si en los próximos días no llueve en las cabeceras de la represa El Guri, a consecuencia del fenómeno El Niño que ocurre cada cuatro años, el último fue en el 2010, a mediados de mayo se tendrían que apagar las turbinas de este sistema hidroeléctrico que suministra energía a gran parte de Venezuela, incluyendo al estado Lara, señaló el ingeniero eléctrico Luis Vásquez Corro.

Recordó que Lara tiene una necesidad de 750 megavatios y apenas a la entidad le generan 90 megavatios, la diferencia se recibe de Planta Centro y de El Guri, la cual llega en 800 mil voltios directamente a la estación Las Velas, en Yaritagua, estado Yaracuy, y de allí se distribuyen a Barquisimeto de 400 a 240 KV.

Calificó de muy grave la situación en El Guri, cuya cota máxima de capacidad es de 276 metros sobre el nivel del mar, no obstante, debido a la fuerte sequía diariamente está bajando su nivel nueve centímetros y ha llegado a una cota de 254.05 metros sobre el nivel del mar, siendo la mínima 240 metros.

Recordó que en la crisis eléctrica de 2010 la cota de El Guri llegó a 245 metros sobre el nivel del mar, lo que motivó al Estado a crear un decreto de ahorro energético y apagones programados.

Vaticinó que si esta cota sigue disminuyendo a causa de que no llueve se tendrá que suspender los servicios de las turbinas hidroeléctricas.

De llegar a ocurrir esta crisis eléctrica, el Gobierno debe activar una contingencia para cumplir con la demanda de este servicio para toda Venezuela, ya que sabía que el fenómeno de El Niño se presentaría en 2015, puntualizó.

Indicó que el Gobierno no ha tenido la voluntad de tomar las previsiones de reparar todas las plantas termoeléctricas del país para activarlas en cualquier emergencia, lo que significa estén fuera de servicio unos 5.000 mil megavatios .

Faltan divisas

Respecto al 46,85% de luminarias deterioradas en Barquisimeto, según informe de la Unidad de Mantenimiento de Alumbrado Público de Corpoelec, Luis Vásquez Corro indicó que se debe a la falta de divisas para la adquisición en el exterior de estos equipos nuevos.

Precisó que por el sendero que vamos la población tendrá que iluminarse en las noches con velas y plantas a gasoil, como en los siglos XVII y XVIII.

 

Comentarios

Comentarios