Emisión de nuevos billetes no corrige desviación económica

Rosmir Sivira | Archivo |

Ante versiones según las cuales el Banco Central de Venezuela (BCV) estaría ultimando detalles de lo que sería el lanzamiento al mercado de billetes de mayor denominación, como el de Bs. 500 y Bs. 1.000, Orlando Zamora, exjefe de división de análisis de riesgo cambiario de la referida entidad, sostiene que la medida es atrasada y que la cantidad de recursos que actualmente maneja la economía hacen que la misma sea improrrogable, ya que la sociedad requiere de medios de pago que le permitan cancelar los bienes a los precios actuales.

-Ya es muy difícil manejar las cantidades de bolívares que exige cualquier transacción, debido a que un billete de 100 bolívares no representa prácticamente nada, si se compara con el dólar.

En opinión de Zamora es indispensable que entonces se emitan medios de pago que no pongan en riesgo la seguridad de los ciudadanos, quienes en la actualidad portan grandes cantidades de dinero para hacer cualquier tipo de compra.

-Banco Central posiblemente ya tenga en sus manos billetes de mayor denominación y no ha querido lanzarlo para evitar mayores dramas, pero a estas alturas ya es más que evidente la condición de deterioro de la economía.

Apuntó que este tipo de medidas no ejercen ningún tipo de correcciones en el país, sino que se trata de mecanismos que hacen más fluidas las transacciones en moneda nacional.

-Esto sólo hará que el ciudadano porte menos billetes, pero en nada repercute en las medidas de saneamiento o corrección de las desviaciones, que tanto requiere el país.

Subrayó entonces que es una medida correctiva que sólo facilita los pagos de transacciones.

Sin embargo, los problemas acuciantes de la economía conservan su fuerza y rigor.

Las razones del desorden

El economista apuntó que el mismísimo presidente, Nicolás Maduro, ha admitido que los ingresos en divisas son los más bajos y que el BCV sólo había recibido $77 millones en enero, lo que significaría en la práctica una ausencia de recursos. A esto sumó que las reservas internacionales registran su más bajo nivel y que sólo se cuenta con $ 1.500 millones de dinero efectivo, ya que $10.900 millones serían en oro y $800 millones son derechos especiales de giro. La economía estaría entonces en condiciones tan complejas de inflación que sería inevitable admitir que se requieren billetes de mayor denominación.
Indicó que esto es consecuencia de la puesta en marcha de un conjunto de políticas incorrectas, durante al menos 10 años.

En este sentido, subrayó que el BCV ha demostrado que ha perdido su poder para disciplinar la economía. “Permitió que se fragmentaran los presupuestos públicos y que entes sin ningún control manejaran enormes cantidades de recursos Agravó la situación al realizar cambios en su ley, que le permiten imprimir dinero, llegando a cantidades desbordantes, para asistir a entes públicos como PDVSA”.

Puntualizó que el monto podría sumar Bs. 1 billón en billetes impresos sin respaldo, lo que ha alterado la expansión del dinero y poder de los bancos, alzando la liquidez monetaria a Bs. 4 billones

Lo anteriormente descrito ha generado un grave descontrol que obliga al Estado a tomar medidas urgentes, más allá de emitir dinero de alta denominación.

-El Banco Central es copartícipe de estas políticas, porque mantuvo una actitud muy desentendida y desinformó a la sociedad de la situación macroeconómica… ahora tardíamente informan las cifras, porque las mismas le permiten al presidente de la república conmover a los ciudadanos, para implantar medidas que la gente entiende como justas, pero que no acepta, por la cantidad de los recursos que fueron manejados.

Cono monetario con fallas

En opinión de Zamora “el cono monetario fue dinamitado por consecuencia de la inflación”. Señaló que en la economía circulan billetes en precarias condiciones, mientras que han impreso importantes cantidades de unidades de Bs. 100, porque la existente era insuficiente.

-El cono monetario no funcionó. Fue una medida artificial de un bolívar fuerte que no nos condujo a nada.

Vale destacar que en enero de 2016 se colocaron en el sistema 14 millones de piezas de billetes de Bs. 100, el volumen más alto desde enero de 2008, cuando se realizó la renovación monetaria a Bolívar Fuerte.

Aún es insuficiente

“La tragedia económica continúa porque el gobierno se muestra reacio a tomar las medidas mínimas que debe adoptar. Insisten en maquillar las cifras, cuando es clara la alta inflación y el mermado ingreso de recursos por ventas de petróleo”, comentó Zamora, quien refirió que “la lógica aún nos indica que es insuficiente esta denominación”.

-Pero yo no creo que ahora se vayan a imprimir billetes de cantidades superiores a las que se están planteando… Sería admitir la catástrofe de todo este modelo y fallido intento de crear una economía centralizada alrededor del Estado.

Destacó que el gobierno se ha caracterizado por ocultar aspectos de las finanzas públicas, con lo cual trata de ganar tiempo.

-Hay un estado de colapso en cuanto a las variables de repercusión, lo que genera un proceso de destrucción de precios, por lo cual se desconocen los precios reales.

 

Loading...
Compartir

Comentarios

Comentarios