En 2015 Venezuela entró en hiperinflación

Lorena Quintanilla Muñoz/Foto: Archivo/CID |

El año cerrará con un aumento de precios sobre 400%.

Se estima que para 2016 el aumento de precios oscile entre 800 y 1.000 por ciento, asostiene Oscar Meza, director del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas).

Indicó que en noviembre la escasez alcanzó 40%. Otros productos pudieran desaparecer y se acentuará la escasez de aquellos alimentos que hoy en día no se consiguen con facilidad.

Los huevos se sumaron a la lista de productos que no se encuentran en el mercado. Luego de que el Gobierno regulara el precio del producto se desplomó la oferta.

Mientras que el Producto Interno Bruto (PIB) cayó 10% en 2015, la Canasta Alimentaria aumentó 400%.

Se requieren más de ocho salarios mínimos para adquirir la Canasta Alimentaria y más de 12 salarios mínimos para la Canasta Básica, la cual  incrementó 340% aproximadamente.

“El comportamiento de 2015 ha sido histórico. Por primera vez el país ingresa a la hiperinflación. Ha sido un año dramático. Venezuela nunca había vivido este episodio. Nuestra perspectiva es que en 2016 hablaremos de una hiperinflación en todo el contexto de la palabra”.

El precio de los alimentos experimentará en 2016 un aumento entre 800 y 1.000 por ciento. La Canasta Básica se reducirá cada día a menos bienes, servicios y cobertura, destacó.

El próximo año, dijo, el índice general de precios al consumidor  estará sobre 500%.

“Los niveles de escasez que se situaron en el mes de noviembre en 40%, se colocarán sobre 50% en 2016”, esto lo mencionó respecto a la canasta alimentaria familiar, la cual contempla 58 productos esenciales.

El director del  Cendas también se refirió a la escasez de medicinas y repuestos, ubicándose cada una en más de 50% y 80% respectivamente. “Todo eso tiene un impacto negativo en la vida cotidiana del venezolano. Esta realidad nos llevaría a una paralización de las actividades ordinarias. Tarde o temprano la escasez de insumos terminará paralizando el aparato productivo y sus diferentes eslabones”.

La caída de la actividad económica se situó este año sobre 10%, la tasa pudiera aumentar o girar en torno a ese indicador en 2016.

“Nosotros vivimos una crisis sin parangón en toda nuestra historia, jamás habíamos visto estos niveles de escasez, comparable únicamente con los registros de la Guerra de Independencia y la Guerra Federal , porque ni siquiera cuando tuvo lugar la Segunda Guerra Mundial y estuvieron restringidas las importaciones, se vivieron estos índices”.

La realidad obliga a pensar en la necesidad de producir bienes y servicios.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios