Fedecámaras: nombramiento de Pérez Abad es una “señal amigable”

Agencias |

El presidente de Fedecámaras, la principal patronal de Venezuela, Francisco Martínez, saludó hoy y calificó como una “señal amigable” que el empresario Miguel Pérez Abad fuese nombrado como titular de la Vicepresidencia Económica.

La designación, anunciada anoche por el presidente, Nicolás Maduro, podría derivar en “sorpresas positivas” y “eso es algo que queremos todos, incluso hasta el Gobierno y el presidente”, declaró Martínez.

“Tenemos que asumir que él (Maduro) quiere lo mejor para el país” y “ahora nos está dando como demostraciones de ello” con la designación de Pérez Abad, titular del gremio Fedeindustria, que aglutina a los pequeños y medianos empresarios, añadió Martínez.

Maduro lo nombró vicepresidente económico y encargado del Ministerio de Economía Productiva en reemplazo de Luis Salas, luego de que ambos fueran designados como parte del Ejecutivo el pasado 6 de enero.

Pérez Abad ejercía desde entonces como ministro de Industria y Comercio.

“Nosotros aspiramos a que este cambio tan sorpresivo pudiera realmente ser una mejor señal” de que el Gobierno se apresta a tomar medidas “en dirección diferente a las que con el otro ministro pudiéramos haber tenido”, porque Salas actuaba por “ideologías trasnochadas”, añadió el titular de Fedecámaras.

Pérez Abad, en cambio, prosiguió, “sí conoce al empresariado y la importancia del sector privado”.

“También conoce, porque lo vive a diario, lo que sufren los empresarios y a la vez conoce de la importancia” de que la labor entre el sector público y privado “sea lo más perfecta posible en pro del desarrollo y del bienestar de todos”, agregó.

El nuevo vicepresidente del Ejecutivo en el área económica debe adoptar medidas, recomendó Martínez, “de coyuntura y estructural”, algunas “muy duras y severas”, para empezar a sacar al país de la crisis que afronta y que ha llevado a Maduro a declarar recientemente la emergencia económica nacional.

Maduro lo hizo a través de un decreto del Ejecutivo que fue luego anulado por el poder Legislativo, controlado por la oposición, pero que se mantiene en vigor gracias a una sentencia del poder Judicial, lo que ha desatado una pugna institucional.

La designación de Pérez Abad refleja una aparente contradicción con “la reactivación insólita del decreto de emergencia económica, emergencia que es cierta, pero que no requiere de ese decreto”, opinó Martínez.

El decreto parte “del falso supuesto de que la crisis la generó una guerra económica que no existe” y que la agravó el descenso de los precios del petróleo, principal fuente de divisas del país, añadió el presidente de Fedecámaras.

La crisis es fruto, apuntó, de “un modelo económico totalmente desubicado de la realidad del país” que, por lo mismo, “requiere ser cambiado a la brevedad”, porque “de lo contrario no podremos aumentar la producción” nacional ni aspirar a la inversión extranjera.

Comentarios

Comentarios