FOTOS Comercio formal no laboró últimos días de #SemanaSanta

Rosmir Sivira | /Foto: Stiven Valecillos |

Prevenidos y con la alacena abastecida. Los barquisimetanos tomaron los primero días de su Semana Santa para hacer las compras de alimentos que estuvieron a su alcance.

Abastos, mercados municipales y comercio en general dejaron sus santamarias abajo para reducir sus gastos. No sólo porque no contaban con mercancía para vender, sino que debieron pagar los días lunes martes y miércoles Santos como feriados, lo que afectó sus estructuras de costo.

No obstante, quienes sí salieron a vender fueron los comerciantes informales, que dispusieron desde el pasado sábado sus tarantines en puntos como el canal lento de la avenida Venezuela, frente al Mercado Terepaima, para ofrecer aquello que los usuarios no podían adquirir en el centro de abastecimiento municipal por tradición, porque estos se hallaban cerrados.

Las calles de la cuidad fueron entonces el espacio para que los ciudadanos adquirieron productos como el pescado seco.

Vendedores como Carolina Oviedo y Johel Mendoza ofrecían hasta ayer el babo seco en Bs. 2.500, chigüire en Bs. 3.500, bagre rayado en Bs. 2.500 y dorado y cajaro en Bs. 2.000.

Relatan que hasta el pasado jueves las ventas se habían mantenido altas, pero ayer viernes el movimiento disminuyó. No obstante, se mantendrán en el lugar hasta el mañana Domingo de Resurrección, ya que aún les queda mucha mercancía por vender.

Aunque las ventas han sido mayores de lo esperado, manifiestan que en comparación con la Semana Santa de 2015 el comercio ha mermado considerablemente.

Precios y tradición

Aunque el chigüire es uno de los productos más costosos de la lista de alimentos tradicionalmente permitidos para la Semana Mayor, sigue siendo el más vendido o al menos el más solicitados.

Magdalena Camejo, consumidora, manifestó que el valor del chigüire y pescados le parece “extremadamente caro”, pero “la familia lo hace por tradición”.

Otros ciudadanos dijeron que preferían comprar chigüire por su calidad.

Vale destacar que pescados como el muslito de conejo se vende en Bs. 1.500, bagre en Bs. 1.800 y bagrecito en Bs. 900.
Es de recordar que según cifras aportadas por el Centro de Documentación de Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), la Canasta Alimentaria Familias (CAF), se ubicó el pasado mes de febrero en Bs. 121.975,47, lo que representaría Bs. 15.222,75 más con respecto al mes anterior y un incremento del 514,2% en comparación a febrero del año pasado.

Rubros como el pescado registraron alza en sus precios. La citada institución reveló que el incremento durante el mes de febrero habría sido del 28,3%, pasando a costar de Bs. 13.368,36 a Bs. 17.148,47

El cazón pasó de enero a febrero de Bs. 1.016,00 a Bs. 1.528,00, un 50,4% de incremento, mientras que el coro-coro subió de Bs. 882,20 a Bs. 1.188,00, un 34,7%. Se estima que el incrementó de estos haya sido porcentualmente mayor en marzo, por el alto consumo de pescados a causa de la Semana Santa.

Ayer, también vendían por la calle el kilogramo de pollo en Bs. 850, la costilla en Bs. 1.000 y la carne roja en Bs. 1.500

Las verduras siguen en alza

Algunos consumidores también tomaron estos mercados callejeros para la compra de verduras y hortalizas que, por ser Semana Santa, incrementaron considerablemente.
Como el tomate que luego de venderse en Bs. 200 y hasta menos, ayer se comercializaba fuera del Mercado Terepaima en Bs. 500.

La papa la vendía en Bs. 800, yuca en Bs. 400, ocumo Bs. 600, cebolla Bs. 500 y pimentón Bs. 600.

Comentarios

Comentarios