Medidas económicas aumentan gasto público

Rosmir Sivira / Fotos: Archivo |
A woman counts bolivar notes as she pays for an electronic item at an store in La Guaira outside Caracas January 12, 2010. Around 70 stores have been closed by the Venezuelan government for 24 hours after they repriced their goods following the recent devaluation of the bolivar. Venezuelan authorities backed by soldiers closed dozens of retail outlets for price gouging after a currency devaluation that has triggered a frenzy of shopping but meets with market approval. President Hugo Chavez announced the devaluation on Friday, cutting the exchange rate of the bolivar against the dollar by half for oil income and for goods deemed nonessential. REUTERS Una mujer cuenta el bolívar las notas cuando ella paga por un artículo electrónico en una tienda en La Guaira fuera de Caracas el 12 de enero de 2010. Alrededor de 70 las tiendas han estado cerradas por el gobierno venezolano durante 24 horas después de que ellos el repriced su género que sigue la reciente desvalorización del bolívar. Autoridades venezolanas retrocedidas por soldados cerraron docenas de tomas de corriente del menudeo para precio que acanala después de una desvalorización del dinero que ha activado un frenesí de ir de compras pero se ha encontrado con la aprobación del mercado. Presidente Hugo Chavez anunció la desvalorización el viernes, mientras cortando el tipo de cambio del bolívar contra el dólar por la mitad para el ingreso de aceite y para el género los nonessential juzgaron. REUTERS BILLETES DEVALUACION

El pasado miércoles el presidente de la república, Nicolás Maduro, anunció “un aumento del gasto público”, el cual “será mayor a los ingresos del país”. Esto hará que se incremente el déficit fiscal, generándose aún más presión inflacionaria en la economía de Venezuela.

Tal aseveración fue realizada por el economista y docente de la Universidad Central de Venezuela (UCV) Luis Oliveros, quien calificó los anuncios como “chucutos”, ya que, por mencionar uno de los puntos, el paso de Bs./$ 6,30 a Bs./$ 10, no es suficiente.

Aunque en términos porcentuales represente un incremento del 35%, no corresponde con la problemática que atraviesa la nación. A esto sumó que el aumento de la gasolina no genera dólares, sino bolívares que no cubren el déficit fiscal.

En este sentido, apuntó que los ingresos que podrían generarse con dicha maniobra son inferiores al 10% de la ayuda que le otorgó el Banco Central de Venezuela (BCV) a Petróleos de Venezuela (Pdvsa) en 2015.

Al consultarle si, como dijo el presidente Maduro, las medidas pretenden equilibrar la economía del país, indicó que si realmente éste fuera el propósito del gobierno se habrían desmontado los controles, iniciado el proceso de privatizaciones y dicho al país que “no solamente Bicentenario se pudrió, sino que una gran cantidad de políticas no han servicio y que las cambiarán”.

Subrayó que Abastos Bicentenario es resultado de un proceso de expropiación y que esto debería llevar a pensar que tales procesos fueron perjudiciales para Venezuela, por lo cual deberían ser revertidos.

-Nicolás Maduro le volvió a mentir al país y le mintió varias veces… y al final lo que dijo fue que aumentó la gasolina porque se vio obligado y que hizo una minidevaluación porque también se vio obligado… Si no se toman otras medidas, la situación económica va a empeorar.

Calificó los anuncios como “pañitos calientes” que no generarán mejoras en la escasez ni en la inflación, ni mucho menos propician un crecimiento económico.

-Hay cosas positivas como el aumento de la gasolina, así como señalamientos del presidente, que dijo que el control de cambios había pasado su vida útil… Pero desde el punto de vista pragmático, vemos que las medidas son pocas y no resuelven la raíz del problema.

Insistió en que la escasez y el aumento de la inflación continuarán, ya que “las medidas anunciadas no generan ni un sólo dólar”.

A dónde irán los recursos

En cuanto al aumento del precio de la gasolina, Oliveros manifestó que lo lógico sería que la estatal absorbiera los ingresos. Asimismo se preguntó a qué tasa venderá entonces Petróleos de Venezuela sus dólares, si a la preferencial o la flotante.

Acotó que si Pdvsa no vende sus divisas a Bs. 200, lo cual sería de gran ayuda para sus finanzas, y tampoco recibe el total de los ingresos del aumento de la gasolina, no habría ningún cambio para la petrolera.

Asimismo, señaló que si este gasto de misiones se trata de un programa social distinto al que acude Pdvsa, mantendrán su requerimiento de divisas, por lo cual el efecto de la referida medida sería nulo.

-Si este dinero es destinado a un fondo, cuyas condiciones de uso se desconocen, se mantendrá una política sin transparencia, “manejados por burócratas”.

Oliveros subrayó que la diferencia en el precio de la gasolina de 91 y 95 octanos, podría generar un mercado negro, ya que las condiciones propician situaciones ventajosas que promueven la especulación.

A esto sumó que la medida no fue acompañada de una ley que indique un aumento periódico del precio de la gasolina, por lo cual el actual aumento a Bs. 1 y Bs. 6, podría perderse al paso de un año, por efecto del elevado índice inflacionario.

El economista manifestó que le resulta positivo el aumento de la gasolina. Sin embargo, los planteamientos anteriores le generan extrañeza y le impiden ser optimista en el análisis del rumbo económico venezolano.

Al consultarle si realmente el Estado estaría defendiendo el petróleo, como su primicial rubro de producción, indicó que este es “un eslogan muy bonito” pero “no defiende a Pdvsa”.

Para hacerlo se requeriría un saneamiento de sus finanzas y que la petrolera no siga financiando misiones y otros programas de ayuda que la han convertido en “empresa todera”.

También se requeriría que venda sus divisas a una tasa mayor y que tenga libertad para realizar su manteamiento y planteamientos de manera independiente.

-Esto no es defender a Pdvsa y no lo han entendido… Para ellos Pdvsa es la gallinita de los huevos de oro y la están matando

No habrá inflación por gasolina

Advirtió que el aumento en el precio de la gasolina no generará una gran inflación, sino que se producirá un alza de esta en el plazo de un mes, en el cual se realizarán los ajustes en los precios.

-Es errado pensar que un aumento de la gasolina podría generar un proceso inflacionario en Venezuela, porque sigue siendo muy barata y cuando se analiza la estructura de costos de los transportistas se sabe que el combustible no representa un porcentaje importante, mucho menos si se compara con los precios de otros implementos como repuestos y cauchos.

“El aumento del precio de la gasolina es insuficiente para el aumento del gasto que propone el presidente Maduro”, expresó Oliveros, quien señaló que resta conocer cuál será el manejo cambiario y si realmente habrá oferta de divisas, suficiente, a fin de generar algún impacto o mejora fiscal.

Sin fluctuación

Sobre si el Sistema Complementario Flotante de Divisas, reconoce implícitamente la dinámica del mercado (oferta-demanda), el docente de la UCV señaló que los antecedentes indican que el Gobierno nacional no ha reconocerá este.

-La tasa de 200 bolívares podría subir vertiginosamente, porque las personas querrán comprar divisas, pero probablemente el Estado congele la cifra en 250 bolívares, sin permitir que esta fluctúe,

Esto generaría igual inflación a la ocasionada por Sistema Marginal de Divisas (Simadi)

Plan de divisas es un “pote de humo”

Respecto al planteamiento de creación de un Plan Nacional de Divisas, para cumplir con los requerimientos del país, Oliveros calificó este como “un pote de humo” que pretende decirle al venezolano que “hay una supuesta planificación de divisas” en la cual ellos se verán beneficiados.

-No hay divisas. Hoy tenemos un déficit de entre 27 mil y 28 mil millones de dólares. 10 mil de estos deben ser cancelados por deuda externa y otros tantos en importaciones de petróleo, medicina y alimentos.

Advirtió que no sería la primera vez que se habla de un plan de divisas. Sin embargo, estos ya han fracasado.

Oliveros señaló que a Venezuela “no ingresará ni un dólar en inversión extranjera, mientras no haya derecho a la propiedad, seguridad jurídica y un plan económico coherente, sostenible y creíble, que genere estabilidad para que los inversionistas traigan su capital”.

Señaló que si no existen mecanismos seguros de repatriación, no habrá inversión extranjera.

No se protegen salarios

Al consultarle a Oliveros si el aumento del salario mínimo y el ajuste de la base de cálculo del bono de alimentación realmente permitirán reforzar el empleo y cuidar los salarios de los venezolanos, este explicó que el gobierno tiene que atacar el tema inflacionario para garantizarle al venezolano una verdadera estabilidad y capacidad de compra.

-Si se aumenta el salario nominal, pero la inflación se ubica por encima de este, no habrá progreso, simplemente los venezolanos comprarán menos.

Subrayó que aumentar el salario a los venezolanos no aumenta su capacidad de compra. En este sentido, indicó que las políticas aplicadas no están dirigidas a abatir la inflación, sino más bien a estimularla.

Aumento insuficiente

El economista especialista en petróleo, Rafael Quiroz Serrano, celebró que el gobierno haya tomado la decisión de ajustar el precio de la gasolina.

Sin embargo, considera que el aumento en la de 91 octanos, a Bs/L. 1 es insuficiente a objeto de evitar el subsidio implícito asumido por PDVSA, ya que el costo promedio de producción del litro de gasolina es de Bs. 2.70.

-Ha debido aprovecharse la toma de la decisión y colocarla al menos en Bs. 3, para cubrir el costo de producción y así se generaría una brecha diferencial menor con el precio de la 95 octanos, que señaló es adecuado porque evitaría el despilfarro de esta, ya que aproximadamente 2 millones de vehículos usan este tipo indebidamente.

-No estoy seguro de que todos los ingresos cubran los costos de producción, por el diferencial entre los precios, porque el consumo de la 95 bajará. Habría que esperar los estudios posteriores de consumo… No creo que haya ganancia.

El también docente de la UCV dijo tener sus reservas en cuanto al destino de los recursos obtenidos con este aumento. Señaló que el presidente ha debido ser más explícito en este punto.

No se habló de participación privada

Respecto a la inversión de Bs. 140 mil millones para la ejecución de obras de infraestructura, que estimulen el sector construcción, Frank Mendoza, presidente de la Cámara de la Construcción en el estado indicó que si bien el anuncio en sí mismo es positivo, les resulta poco factible que se conviertan en realidad, ya que así lo ha demostrado la historia.

A esto sumó que el presidente no explicó los términos de la inversión, ni manifestó cuál sería la participación del sector privado, a fin de que sea factible.

-Como sector privado queremos que nos llamen a trabajar, pero no escuchamos nada de eso.

Sobre el incremento del salario mínimo y del bono de alimentación, acotó que esto se suma al incremento de UT de Bs. 150 a Bs. 177, lo que representa un “duro golpe”, al sector construcción ya deprimido. Asimismo, lamentó que esta medida no fuese consultada.

-La condición de país tampoco brinda un esquema lógico para recuperar esa inversión.

Subrayó que el trabajador merece estos aumentos, pero la construcción atraviesa una penosa crisis.

Avance incompleto

Giorgio Reni, presidente de la Cámara de Industriales de Lara, calificó los anuncios como “un avance incompleto”.

Señaló que los cambios en la economía se deben dar de una manera más estructurada, ya que para mejorar la producción en el país se debe plantear un esquema para la importación de materias primas, lo cual no se hizo.

Sobre cómo le afectaría a la industria el ajuste de salario mínimo y bono de alimentación, refirió que se trata de un gran impacto para las pequeñas empresas.

Dijo estar de acuerdo con cualquier beneficio para el trabajador. Sin embargo, expresó que lo ideal sería que se garantice la productividad de la empresa, a partir de su capacidad instalada, a fin de poder ofrecer sueldos mejores.

En este sentido, subrayó que la raíz de la actual problemática es el proyecto económico.

-Ojala que con este cambio se entienda que debe haber productividad, verdaderos precios justos y un consenso para cambiar el enfoque económico con el que se ha tratado el país.

Comentarios

Comentarios