Perspectivas económicas 2017: Un año de simple sobrevivencia

Lorena Quintanilla Muñoz | Foto: Daniel Arrieta |

Adios 2016 y bienvenido 2017 se llamó la conferencia de la abogada laboral Maryolga Girán Cortez, quien estuvo en el foro de Perspectivas Económicas de Venamcham realizado en EL IMPULSO.

Indicó que la ponencia se titula así porque no cree que ocurran mayores cambios este 2017, será un año de simple sobrevivencia.

“Este año hemos estado de golpe en golpe y no nos hemos percatado de ello. Hemos estado en un solo golpe jurídico desde enero”.

Todos dependemos del ingreso que nos provee nuestro trabajo y son justamente las familias las que sienten el peso de la crisis día tras día.

El 9 de enero, cuando las empresas aun no abrían sus puertas ni se recuperaban de la paliza que significó diciembre de 2016, se aumentó el salario mínimo en 50%.

También se produjo el cambio de ministro del Trabajo, Francisco Torrealba, que representa el ala más radical del chavismo.

“Se terminó de desalarizar el ingreso cuando se decretó el bono de alimentación de 108 mil bolívares frente a un salario de apenas 40.000 bolívares. El salario se ha convertido en bonos que no impactan los pasivos laborales y esto es el reconocimiento fehaciente de que la retroactividad nos está matando”.

Girán Cortez agregó que otro de los golpes fue a la justicia que ahora se llama justicia socialista. Dicha misión acaba definitivamente con la escasa división de poderes ya que la conforman el Poder Judicial a través del presidente del TSJ, el Poder Ejecutivo a través del Presidente de la República, el Defensor del Pueblo y la Fiscal General. “Esto es una aberración”.

Otro golpe. Los militares se han apoderado de la actividad privada.

“Ahora, los empresarios compiten contra la industria y el comercio que hacen los militares, quienes participan en la industria minera, petrolera, gasífera, controlan todos los puertos del país, distribuyen los bienes básicos y ahora se ha creado Neumalba S.A. que al parecer estará ubicada entre Barquisimeto y El Tocuyo e intervendrá en la producción, distribución e importación de cauchos e industrias conexas. Lo llamativo es que ahora funciona dentro del Fuerte Tiuna”.

Señala la abogada que el gobierno siempre está vendiendo una esperanza. Hoy esa esperanza se llama Carnet de la Patria, que al parecer garantiza las bolsas de comida, pensiones y viviendas. Esa es la convicción de las clases populares.

“2017 será más de lo mismo, más promesas, relanzamientos, enroques, protestas por inflación e escasez, excusa de la guerra económica y decreto de emergencia. Tenemos un año y tres meses en emergencia cuando estas son transitorias”.

Destacó la especialista que el Consejo de Economía se reunió 1.923 veces en 2016 y a nadie le han rendido cuentas sobre qué ha pasado en esas reuniones.

-Seguimos incumpliendo los tratados de Organización Internacional del Trabajo (OIT) que le ha exigido al país no tomar medidas laborales si no hay diálogo social. Estamos a punto de que la OIT se instale en el país para ver qué está pasando, además de la violación a la libertad sindical.

Mientras todo esto pasa el gobierno juega y el presidente Nicolás Maduro baila. Más del 81% de venezolanos se ubicaron en situación de pobreza en 2016 y 43% está en pobreza crítica, según Encovi.

“Esto nos hace pensar que la pobreza es un gran negocio. Lo han dicho los propios voceros del oficialismo. Héctor Rodríguez dijo que aquí no se educará a la gente para que de pobre pase a oligarca. Y lo dijo Tareck El Aissami: en la pobreza es donde está el chavismo”.

Ante esto al gobierno no le interesa hacer ningún correctivo, el interés es mantenerse en el poder a toda costa.

“El país entero se balancea sobre la tela de una araña porque en esa canción infantil, cada vez se agrega un elefante más, pero la telaraña nunca cede”.

Hay inestabilidad del empleo por ausencia o debilidad del vínculo laboral, poco disfrute de los beneficios y de protección social de quienes laboran y la inexistencia de una opción de retiro para un porcentaje de la población que cada día es más vieja.

Los puestos de trabajo perdidos en 2015 fueron 839.000 y en 2016 fue de 417.940. En dos años perdimos 1.257.420 puestos de trabajo, ahí está la crisis que  golpea los hogares, esto es dramático, según las proyecciones de Conindustria.

De una población de casi 30 millones tenemos 2.291.000 desempleados que están en situación de calle, en situación de delincuencia o buscando trabajo inútilmente.

El total de empleadores descendió a 3%. Hay más de cinco millones de personas en el comercio informal sin ningún tipo de protección social.

No se ve un atisbo al final del túnel o una sola medida tomada por el gobierno que cambie esta realidad.

75% de los trabajadores gana el salario mínimo más bajo de toda Latinoamérica.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios