Producción iraní afectará precio del crudo

Rosmir Sivira Foto: Archivo |

El reingreso de Irán al mercado petrolero podría intensificar el comportamiento de descenso en los precios del crudo. Aunque Venezuela se vea económicamente afectada por esta decisión, se trata de una medida soberana.

Así lo expuso Rafael Quiroz Serrano, economista especialista en petróleo y docente de la Universidad Central de Venezuela (UCV), quien señaló que el reingreso de la producción petrolera iraní a la oferta de crudos tendrá un efecto negativo en cuanto a precios del mercado, ya que con esto se fortalece aún más la sobreoferta de crudo actual, la cual sobrepasa los 2.5 millones de barriles por día.

En tal sentido, sostuvo que Irán tiene razones suficientes para trabajar en la recuperación de su producción petrolera y por consiguiente su exportación, la cual mantuvo previo al embargo de Rusia.

Es de recordar que aunque Irán es país fundador de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en la actualidad no forma parte de las cuotas de barriles diarios de 31.5 millones que produce según estimaciones.

Irán comenzará a abrir gradualmente sus válvulas, a fin de aportar para finales de año un aproximado de 800 mil barriles diarios de crudo. Sin embargo, desde ya pueden recurrir al inventario con que gozan, al tiempo que recuperan sus niveles de producción. Cuentan con supertanqueros fondeando en altamar con altas cantidades de crudo en almacenamiento.

Por su parte, Luis Oliveros, también economista y docente de la UCV, se sumó al cometario de Quiroz Serranos y advirtió que el mercado petrolero seguirá con un fuerte entramado, producto de la sobreoferta.

En tal sentido, subrayó que la demanda petrolera está creciendo pero no a los mismos niveles en que crece la oferta OPEP.

Se espera que este año hayan niveles de precio muy bajos, tal vez en promedio de $30, para Venezuela, lo que significaría una caída de 50% con respecto al año pasado y de 70% con respecto a 2014.

Acotó que los países petroleros se han preparado para escenarios de este tipo, pero no así Venezuela. Algunas naciones han devaluado la moneda, aumentado el costo del combustible y disminuido el déficit fiscal, apoyados en saldos positivos en reserva internacional, caso contrario al de Venezuela que no sólo no ahorro, sino que también se endeudo.

Seguirán bajando los precios

En opinión de Quiroz Serrano, este ingreso al mercado petrolero, junto con otros escenarios, “garantiza que no habrá una recuperación de los precios del petróleo”. Lamentó que los bajos precios del hayan llegado para quedarse una larga temporada, que quizás se extienda hasta 2017.

Sobre si habría algún cambio en caso de que Irán asuma una postura aliada a la OPEP, el economista señaló que si la organización decidiera reconsiderar sus niveles de producción, aunque ya ha demostrado estar negada a esta alternativa, a propósito de equilibrar el mercado y así recuperar el precio, tendría que tomar en cuenta la incorporación de Irán, sumarla al total de barriles, lo que haría aún más compleja la discusión. También debería considerar la incorporación de Irak que ha mostrado interés para sumarse a este total de barriles.

Se preguntó entonces si la organización aumentará o disminuirá su producción.
Igualmente, Oliveros señaló que es complejo precisar una cifra, pero hay especialistas que han señalado que el valor del barril podría caer a $10. No obstante, es importante entender que bajo los niveles actuales o aún menores existe grave peligro para Venezuela.
Lamentablemente el escenario de incremento en los precios es el menos probable.
Calificó como “difícil” repetir los precios de 2015. Pero, es optimista al referir que lo más conveniente para Venezuela es que el valor del mercado deje de caer.

Venezuela se verá afectada

Oliveros subrayó que Venezuela es el país con el peor ambiente macroeconómico entre los países petroleros y uno de los peores en el mundo.

Acotó que cuenta con un riesgo país superior a los 3.000 puntos y ello indica que la caída en los precios del petróleo, lo toma en una situación desprevenida.

Sobre las consecuencias que podría representar una estimación del barril de petróleo de $40 en el Presupuesto Nacional, ante la caída de estos precios, manifestó que “este y el anterior gobierno siempre han sido muy malos en las estimaciones presupuestarias, porque nunca le han dado el interés que se merece”.

Acotó que desde su nacimiento el presupuesto ha estado colmado de errores, ha sido deficitario y ha estado alejado de la realidad, lo que ya es un resultado imposible de revertir.

Sumó que el actual presupuesto no tiene premisas con respecto a devaluación, aumento de salarios, sumado a que estima una inflación del 60%, cifra que sigue alejada de la realidad y de los recientes números aportados por el Banco Central de Venezuela (BCV) que publicó que esta se ubicó en 141%.

Comentarios

Comentarios