#Pulsoempresarial: Un estilo de pensamiento gerencial: hacia la arquitectura de organizaciones espiritualmente inteligentes.

Msc. Julio Cesar Vargas |

“A través del tiempo las organizaciones han transitado por un cosmos diferente, acontecimientos como el desarrollo tecnológico, la incertidumbre, la globalización, la complejidad, los problemas sociales y ecológicos, han propiciado cambios y transformaciones significativas en su constitución, estructura; en la manera cómo se relaciona con su entorno, entre otros aspectos, originando nuevos desafíos y retos en su evolución y organización,  lo que conlleva a repensar nuevos modos de ser, hacer y sentir empresarial. Lo expresado en líneas anteriores invita a la reflexión y expresar que las empresas y sus gerentes deben reconocer que la manera de lograr su supervivencia y prosperidad a largo plazo es mediante el reconocimiento de un nuevo estilo de pensamiento gerencial, que posibilite su transformación y evolución”. Estas son las afirmaciones de la Doctora Olivia Sosa quien nos concedió una entrevista a portafolio empresarial; Olivia Sosa es: Licencianda en administración de empresas, además posee Maestría en administración mención gerencia generaly es Doctora en gerencia avanzada, docente universitario y ha trabajado como coordinadora de la maestría en gerencia empresarial de la Universidad Fermín Toro, es conferencista y Directora del centro de investigaciones y estudios gerenciales(CIEG),ha recibido reconocimientos por su desempeño como docente e investigador.

Los tres enfoque del gerente: racional, emocional y espiritual

La Doctora Sosa basa su estudio de organizaciones espiritualmente inteligente en la concepción de un gerente que desarrolle un tipo de organización neural que le capacite para el pensamiento racional, emocional y espiritual. Y para esto  se postula a un gerente con una inteligencia integral, un modo de pensar ecológico y holista que exalte cambios y transformaciones desde el interior de la empresa hacia lo exterior, recreado en un aprendizaje organizacional con énfasis en el aprender sobre sí misma; un mentor, motivador y facilitador de procesos y prácticas que promuevan en el equipo de socios la creatividad, la innovación, la capacitación continua en procura del crecimiento personal, intelectual y espiritual como opción y oportunidad para el desarrollo humano, el bienestar integral, la productividad y rentabilidad social. Así como también, el desarrollo de una cultura del ser, el fortalecimiento de valores fundamentales, trascendentales y universales como cimiento para configurar organizaciones espiritualmente inteligentes.

A tal efecto y bajo esta visión, se reconoce el valor intrínseco de todos los seres vivos, y ve a los humanos como una mera hebra de la trama de la Vida. Se posibilita en las organizaciones poner en práctica un pensamiento ecológico, con una postura intelectual, emocional y espiritual que impulse todas las capacidades del espíritu humano, no solamente una parte de ellas. En las organizaciones habitará un Ser Humano complejo, integral, social, inacabado, que emerge de la trama relacional de la sociedad, haciendo contacto desde su interioridad para abrirse hacia otros; un ser incompleto, pero con energía irradiante de sabiduría, entendimiento, germinado de su espiritualidad y en conjunción dialógica, logra enrumbarse para transcender, desarrollarse como ser vital del otro, de la empresa, de la sociedad, del mundo y la naturaleza; enfatizo la Doctora Sosa.

Los cambios del entorno y las organizaciones espiritualmente inteligentes

La Doctora Olivia considera que en estos tiempos de cambios profundos, se vivencia y percibe que la realidad es otra, las empresas y la gerencia están obligadas a ofrecer a los individuos y a la sociedad mecanismos para edificar nuevas formas de pensamientos y alternativas, que aporten elementos para la construcción de un mundo más justo, ético y sostenible. Un nuevo concepto organizativo, como es la humanización de la estructura organizacional, que supere la inhumanidad de las concepciones y corrientes clásicas del pensamiento administrativo.

“Se proyecta la reconstrucción de organizaciones con una nueva orientación, una opción ideológica en procura de un nuevo sentido y accionar social. Como lo plantea Capra (1998), la visión ecológica incorpora los aportes del pensamiento sistémico y holístico; transciende hacia la percepción y el reconocimiento de la interdependencia entre individuos y sociedad, a su vez inmersos dependientemente en los procesos cíclicos de la naturaleza.  Puede decirse una ecología profunda que no separa a los seres humanos de su entorno; las estructuras en redes de relaciones, interrelaciones interconectadas e interdependientes, adaptándose continuamente a los cambios del entorno”, concluyo la Doctora Sosa.

Las redes sociales de la Doctora Olivia Sosa son: Twitter e Instagram: @sosaolivial y Facebook: Olivia sosa.

Con este edición concluyo por este año 2017, deseándole una feliz navidad y un venturoso año 2018, nos encontramos nuevamente en enero del 2018 y recordándoles que siempre es mejor dar que recibir; tal como lo señala el evangelio de hechos de los apóstoles: Vosotros sabéis que estas manos me sirvieron para mis propias necesidades y las de los que estaban conmigo. En todo os mostré que así, trabajando, debéis ayudar a los débiles, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.

Redes sociales: Twitter:@jvargaslara, Facebook y correo electrónico: [email protected] e Instagram: @jvargascalles30

 

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios