#PulsoEmpresarial Tío Rico obsequia felicidad con sus Joyas Locales

La tradición, sabor y diversión de los helados Crema Real, Chocolito, Bati-Bati, Chocorico y Bombón, también conocidos como las Joyas Locales de Tío Rico, refrescan el paladar del venezolano desde la década de los sesenta. Se escribe fácil, pero son pocos los productos que han logrado mantenerse en el gusto de la población a través de los años, y Tío Rico lo ha conseguido adaptándose a las necesidades de los consumidores con productos de calidad.

“Tenemos al icónico Bombón, paleta de crema con sabor a fresa, rellena de un espectacular centro de leche condensada y cobertura de chocolate, tan conocida por el comercial de TV de ‘La sifrina de Caurimare’; el refrescante Crema Real, con cobertura de naranja y crema de vainilla; el cremoso Chocorico, paleta de apetitoso chocolate; el divertido Bati-Bati, un delicioso sorbete sabor a uva con su sorpresa al final; y por último, pero no menos importante el clásico Chocolito, con su divina cobertura de chocolate y crema de vainilla”, detalló Daniela Febres- Cordero, Gerente de la Categoría de Helados de Tío Rico.

Helados con tradición

Cualquier niño del pasado y que ahora es adulto tiene su propio recuerdo con Crema Real, Bati-Bati, Bombón, Chocorico o Chocolito. Cada uno de estos helados están sembrados en la memoria del consumidor venezolano, pues formaron parte de los recreos, salidas o momentos gratos en el hogar.

Ahora los hijos, nietos, primos o sobrinos de esos mismos venezolanos podrán descubrir también el sabor de dichos clásicos y generar su propio lazo afectivo con estos helados que mantienen un propósito de vida: obsequiar sonrisas y felicidad a todas las personas a través de placeres simples como consumirlos.

Los productos podrán ser adquiridos en cualquier establecimiento comercial con la presencia de Tío Rico y cuentan con varios beneficios: precios accesibles, variedad de sabores y sensaciones; y por supuesto, garantizando así la tradición y calidad del sabor de los helados antes mencionados.

“Para nosotros, cualquier momento es ideal para disfrutar de un helado. Nuestros productos son perfectos para compartir en familia o para disfrutar de una dulce merienda. Desde el primer bocado, los helados Tío Rico prometen cambiarte el ánimo y sacarte una sonrisa,” manifestó Febres-Cordero.

 

Chao Seriedad

Las Joyas Locales vienen con una nueva imagen a través de una campaña comunicacional, en donde cada helado tiene su personalidad definida e interactúan entre ellos para invitar a las personas a decirle Chao a la seriedad. La invitación es apostar a probar las Joyas Locales involucrando un plan 360 con presencia en televisión y cable, apoyo de mensajes claves por las redes sociales de la marca en Instagram y Twitter, visualización diferenciadora en piso de venta y activaciones dirigidas al consumidor.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios