“Situación del 2016 será mucho peor que el año pasado”

Juan B. Salas | Oswaldo Azuaje |

El gobierno no ha anunciado un plan de reformas integrales para lograr crecimiento con abastecimiento y baja inflación.

La severa crisis económica por la que atraviesa en estos momentos Venezuela, es producto de no haber aplicado los correctivos y tomar las medidas necesarias para corregir a tiempo las distorsiones que tiene la economía, afirmó el economista y profesor del Instituto Estudios Superiores de Administración (IESA), José Manuel Puente en foro de VenAmCham.

Asegura el analista que será muy dificil para el Gobierno poder soportar el actual déficit fiscal de 24% que viene arrastrando y no descarta que el país pueda tener dificultades para pagar sus compromisos externos, recomendando gestionar recursos frescos a nivel internacional.

-De acuerdo con cifras del Fondo Monetario Internacional, el déficit fiscal de Venezuela en el 2015 fue de 24%, el más alto en la historia económica de Venezuela, el país tiene en estos momentos un gran desequilibrio fiscal y también en el sector externo de la economía.

Venezuela en el mejor de los casos este año tendrá ingresos brutos por exportaciones entre US$ 25.000 y US$ 30.000 millones; el año pasado realizó importaciones cercanas a los US$ 30.000 millones, pero además este año, además de mantener las importaciones, tiene que hacer pagos de deuda entre US$ 10.000 y US$ 11.000 millones, tiene que hacer amortizaciones al Fondo Chino entre US$ 4.000 y US$ 5.000 millones y Pdvsa requiere comprar insumos y bienes finales para su producción petrolera entre los US$ 4.000 y US$ 5.000 millones, existiendo un déficit entre los ingresos y gastos de la República de US$ 25.000 millones, sin que se sepa como va a resolver el Gobierno este dilema-, señala.

Advierte que le quedan dos caminos: o declara un Default en el pago de la deuda o reduce las importaciones que tiene la economía, recordando que con US$ 30.000 millones en importaciones, el país vive un desabastecimiento sistemático, de manera que si se reducen las importaciones en el 2016, el desabastecimiento se profundizará.

Admite que este año habrá restricciones en las asignaciones de divisas, señalando que las pocas que hay serán destinadas a importaciones del sector público y pagos de deudas y si queda algo será para liquidar dólares al sector privado.

-Lo que si estoy seguro es que el Default se va a declarar pero es al sector privado nacional, no va a haber dólares para los sectores automotriz, aerolíneas, para los insumos de aparato agroindustrial, porque las cuentas externas no las soportan-, afirmó.

Afirma que un gobierno que gasta mucho más de lo que le ingresa, en el futuro tendrá que emitir grandes volúmenes de deuda y dado que Venezuela tiene el riesgo país más alto de América Latina, tendrá que pagar tasas de dos dígitos por esa deuda y el costo financiero se va a ver reflejado en varios miles de millones de bolívares, de allí que al final del día los ciudadanos recibirán menos educación, salud, infraestructura, porque el gobierno tendrá que destinar buena parte de sus ingresos fiscales al pago y amortización de deuda, y es allí donde esto se expresa en malestar para el ciudadano de pie.

Advierte que el deterioro de la economía continuará en el 2016, señalando que el Gobierno no ha anunciado ningún plan de reformas integrales que pueda rescatar crecimiento con abastecimiento y baja inflación y por tanto la economía seguirá por la senda de la recesión, desabastecimiento e inflación, el 2016 será peor que el 2015.

Comentarios

Comentarios