Subsidio a la gasolina es contrario al socialismo

Rosmir Sivira/Foto: Archivo |

Al igual que otros economistas, Rafael Quiroz Serrano, especialista en el tema petrolero, apoya la propuesta de aumento en los precios de la gasolina, porque el valor de comercialización en Venezuela genera pérdidas y estimula el despilfarro del recurso.

Tal aseveración es realizada tras declaraciones ofrecidas por el ministro de economía productiva Luis Salas, respecto al aumento.

Detalló que de los cinco millones de vehículos que integran el parque automotriz, dos millones  trecientos mil emplean el combustible inapropiadamente, ya que los surten con gasolina de alto octanaje, pero requieren la de tipo 91.

“Al dueño del vehículo poco le importa cuál de las dos usa, porque su precio es tan irrisorio que  parece regalada”, comentó.

Apuntó que el consumo del mercado interno es de 700 mil barriles por día, un alto consumo ocasionado por los bajos precios.

-Eso es un subsidio regresivo,  ilógico en un país socialista, porque quienes más nos beneficiamos de este  son las clases A, B y C.… En las clases bajas D y E el 90% de las personas no tiene vehículo.

Detalló que el 70% de la población  venezolana no  posee vehículo, por lo cual, los menos favorecidos con dicha subvención son las clases con precaria condición económica.

Asimismo, recordó que los precios del combustible en Venezuela son un estímulo para el contrabando de extracción, por su alta rentabilidad. En este sentido, simbolizan pérdidas que agravan aún más la realidad de su producción.

Respecto a las condiciones de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) en materia productiva, Quiroz Serrano calificó esta como “dramática”,  ya que la situación financiera de la empresa está comprometida.

Recordó que el Ejecutivo se ha negado a aumentar o sincerar los precios del combustible y por esta vía la estatal estaría subsidiando  a la población $12 mil millones por año.

-Es un subsidio trillado… Sigue siendo la gasolina más barata del mundo y pareciera que no hay manera de sincerar el precio, para que al menos se pague el costo  de producción.

En tal sentido, señaló que por situaciones como la antes descrita, no se cuenta con mayores recursos para la  inversión petrolera, a fin de mejorar la exploración y producción.

Es de recordar que el pasado domingo la cesta petrolera venezolana cerró en $22 por barril  y el precio tomado como referencia para la Ley de Presupuesto Nacional fue $40, lo que  representaría un déficit de $18 por barril durante la primera quincena del año.

Sin recuperación

“El equilibrio del mercado petrolero resulta imposible de alcanzar para 2016”. Así lo considera  Quiroz Serrano, tras la publicación del informe mensual de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en el que la institución asevera dicha estabilización es posible de lograr para el presente período.

El especialista en la materia explica que este sería posible si existiese una oferta paralela o similar a la demanda o al menos unos pocos barriles menos,  escenario complejo de alcanzar, ya que la sobreproducción se estima que ronde los 2 millones 600 mil barriles diarios, cifra con tendencia a incrementarse en la media en que Irán pueda incorporar 800 mil barriles a su producción diaria, tal y como ya lo ha hecho saber.

A esto sumó que Irak también presenta proyectos de aumento de producción, al igual que Rusia, mientras que Arabia Saudita garantiza que inyectará más producción de la que ha ingresado al mercado durante trece meses.

Apuntó que el recorte de 600 mil barriles  del cual hace mención la OPEP en su informe  no representa mayor cambio en  el mercado, ya que la sobreoferta es aún mayor. Para generar una modificación debería ser mayor a los dos millones y medio de barriles de crudo.

-El mercado  petrolero mantendrá su desequilibrio, incluso mayor al año pasado, porque existen anuncios de aumento de la producción y  paralelo a ello una leve disminución del consumo petrolero, lo que por supuesto  representa un año de bajos precios por barril.

Indicó que la OPEP, sin apoyo, no puede hacer el sacrificio de  recortar la producción y poner sobre sus hombros esta responsabilidad. Allí deberían contribuir también los países independientes, a propósito de recuperar los precios del mercado.

 

Comentarios

Comentarios