Carlos Eduardo Carmona: En Venezuela se castiga al que denuncia la corrupción

Juan Carlos Salas/Foto: Brian Vidal |

Es inaceptable y fuera de toda lógica, la pena de 4 años de prisión impuesta por un tribunal al editor y director del diario Correo del Caroní, Dr. David Natera Febres, por denunciar a través del medio de comunicación que dirige, los casos de corrupción dentro de la empresa estatal Ferrominera.

Así lo manifestó el presidente del diario EL IMPULSO, Carlos Eduardo Carmona, quien asegura que nuevamente se le está dando un  “golpe  bajo” a la libertad de expresión, se coarta además el derecho a la información que tienen todos los venezolanos y se estimula la autocensura, ya que ahora serán muy pocos los que tengan el coraje de denunciar las corruptelas, ante el temor de ser condenados a estar tras las rejas.

“En Venezuela nuevamente se usa el sistema judicial para callar a los medios independientes que con grandes esfuerzos, nos mantenemos a flote. Esta vez le tocó al doctor David Natera director de Correo del Caroní, sin embargo, debemos recordar las acciones judiciales contra Teodoro Petkoff y Tal Cual, la junta directiva del diario El Nacional y el portal de noticias La Patilla. Esto sin duda alguna es una estrategia maquiavélica para silenciar a los medios de comunicación a través de la justicia”, sentenció.

Afirmó que un país democrático, con principios éticos y morales en la administración de justicia, hubieran premiado al periodista por su denuncia y valentía, sin embargo, en Venezuela lo limitan y lo agreden.

“Acá te condenan por denunciar la corrupción, es decir, la justicia al revés. Pero lo más aberrante es que esa misma justicia que está condenando al editor del Correo del Caroní, no tuvo otra opción que condenar y meter presos al presidente y algunos gerentes de Ferrominera por corruptos”, dijo.

El editor del Decano de la Prensa Nacional, resalta que gracias a la investigación periodística realizada por el principal rotativo de Guayana, se pudo conocer la existencia de un proceso de extorsión emprendido por el coronel de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), Juan Carlos Álvarez Dionisi, a la alta gerencia de CVG Ferrominera y sus contratistas.

“Según los testimonios recogidos en el expediente de la Dgcim, el militar extorsionó a directivos de la estatal,  y empresarios de la región, a cambio de no incluirlos en una supuesta investigación que emprendía Álvarez Dionisi, según la cual los extorsionados formarían parte de una llamada mafia del hierro”, comentó.

Explica que como resultado de las averiguaciones, el presidente para ese entonces de la estatal del hierro, Radwan Sabbagh, fue destituido del cargo en mayo 2013.

“Luego Sabbagh, tres gerentes de la empresa y el empresario Yamal Mustafá, propietario del diario Primicia y de la empresa Corpobrica, fueron detenidos e imputados. Estos actos de corrupción se castigaron gracias a las publicaciones realizadas en el Correo del Caroní”, dijo.

Expresó su respaldo y solidaridad  al  Dr. David Natera y a su equipo  de periodistas, “y denunciaremos ante las instancias que sea necesario  estos actos en donde se evidencia que tenemos una justicia perversa, donde se sanciona a quien denuncia la corrupción y a los corruptos no se les toca ni con el pétalo de una flor,  quedado claro el estado de indefensión a las que nos hemos visto sometidos los medios de comunicación y todos los venezolanos”.

 

Comentarios

Comentarios