La ciudad se aprovisiona con plantas eléctricas ante amenaza de apagones

Hugo J. Boscán | Karen Paradas |

Las constantes informaciones del ministro de Energía Eléctrica y presidente de Corpoelec, Luis Motta Domínguez, en relación a la situación del complejo hidroeléctrico de Guri y las advertencias sobre la posibilidad de que se incrementen los apagones en todo el país, están obligando a la ciudadanía a tomar sus precauciones para no quedarse a oscuras en cualquier momento.

Ya algunas ciudades, como Barquisimeto, Carora, El Tocuyo, Sanare, Quíbor, Duaca y Siquisique están siendo afectadas con suspensiones imprevistas del suministro de electricidad, lo que provoca daños en artefactos, así como pérdidas entre comerciantes de productos perecederos.

En Barquisimeto, las amas de casa han optado por proveerse de velas y velones, mientras los jefes de las familias buscan en las cajas de herramientas las linternas guardadas desde hace algún tiempo.

Sin embargo, se encuentran con el problema de que en los abastos o automercados comenzaron a escasear las velas, y las pilas para linternas, o están en las mismas condiciones, o sus precios subieron de manerta escandalosa.

Quienes poseen recursos económicos han optado por adquirir plantas eléctricas portátiles con las que pueden continuar disponiendo de alumbrado, así como del funcionamiento de algunos equipos electrodomésticos cada vez que se registre un apagón.

Durante un recorrido por el sector comercial pudimos encontrar varios negocios donde expenden ese tipo de equipo, cuyas ventas se mantenían estancadas, hasta resurgir la emergencia por la posibilidad de que se incrementen los apagones.

En uno de ellos, ubicado en la carrera 21, entre 14 y 15, la venta de los pequeños generadores de entre 1.500 y 6.000 voltios se ha incrementado durante los últimos días.

Juan López, encargado del establecimiento, informa que “ha aumentado la cantidad de personas que llegan a preguntar precios para volver luego, aunque otros se los llevan de una vez”.

Los precios oscilan entre 300 y 400 mil bolívares, y pueden subir.

También preguntan por equipos con mayor generación eléctrica, de 10 y 15 mil kilovatios, destinados a residencias grandes donde disponen de aire acondicionado integral,  o a establecimientos para la venta de charcutería, carne o bebidas que requieren refrigeración.

“La gente se está preparando para los apagones, que se dice llegarán al secarse el Guri”, dijo      un hombre que llegó a preguntar precios.

Comentarios

Comentarios