Morales: “Sala Constitucional debe imponer sanciones por desacato a la AN”

María Alessandra Matute | Archivo |

La magistrada jubilada del Tribunal Supremo de Justicia, Luisa Estella Morales, aseguró que los actos dictados por la Asamblea Nacional “son anulables”, una vez que ese órgano “desacató” la sentencia de la Sala Electoral que suspendió los actos de proclamación de los diputados electos en Amazonas.

De acuerdo con Morales, tanto los diputados cuestionados como la directiva de la Asamblea Nacional son objeto de responsabilidad penal, que a su juicio debe establecer la Sala Constitucional.

“Eso es absolutamente un acto de desacato que tiene sanciones establecidas en la ley, procedimiento que debe iniciar el Tribunal Supremo de Justicia y establecer las responsabilidades correspondientes. Desde el momento en que ha sido denunciado ante el TSJ, debe comenzar a tramitarse el desacato”, manifestó este viernes al ser entrevistada por un periodista en Venezolana de Televisión.

Citó, en este sentido, los antecedentes de los ex alcaldes de San Cristóbal (Táchira) y San Diego (Carabobo), Daniel Ceballos y Enzo Escarano, respectivamente, quienes terminaron presos.

“A pesar de la orden de la Sala Constitucional de no continuar alterando el orden público a través de las guarimbas, no acataron y la Sala siguió el procedimiento establecido y dictó las sanciones correspondientes”, recordó.
Elementos

Hasta la fecha, la Sala Constitucional no se ha pronunciado sobre el recurso de nulidad interpuesto el jueves por la bancada oficialista. Para Morales, existen elementos jurídicos para declarar la nulidad de todos los actos del Poder Legislativo.

“Para ser nulos debe demandarse la nulidad, pero tienen un elemento que lo hacen anulables como es la presencia espuria de unos miembros que no deberían estar allí, porque ya el Poder Judicial los sustrajo de la Asamblea Nacional cuando dijo que no pueden ser juramentados en virtud de que primero debemos averiguar todas estas irregularidades que presuntamente ocurrieron dentro del proceso electoral”, señaló.

Así mismo, calificó como “un estado de rebeldía”, la posición asumida más temprano por el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, quien indicó que el Parlamento sostendrá su decisión de admitir a los diputados de Amazonas como sus legítimos miembros, en ejercicio pleno de las facultades que les otorga la Constitución como poder autónomo. La ex magistrada advirtió a la AN que cambie su posición “si quieren mantener la paz”.

“Si no se reconoce la autoridad del Tribunal Supremo de Justicia en el conflicto de poderes vendría una anarquía. Es decir, si se quiere mantener la paz, que es lo que quiere el pueblo venezolano, si se quiere ser cónsono con esas personas que depositaron su confianza en esas personas que fueron electos para la AN, indudablemente que tienen que dar una demostración de seriedad, de ecuanimidad en las decisiones y no dejarse llevar, como hemos visto, por emociones que los alejan de una realidad jurídica”, manifestó Morales.

Quién habla

Vale recordar, Morales Lamuño formó parte de la Sala Constitucional hasta el 23 de diciembre pasado, cuando la saliente Asamblea Nacional designó a su sustituto, en virtud de una solicitud de jubilación anticipada. Fue presidenta de esa Sala y del Poder Judicial entre 2007 y mayo de 2013, siendo responsable de decisiones como la que declaró inejecutable la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que favoreció a Leopoldo López por el tema de las inhabilitaciones políticas, entre otros polémicos fallos tachados de políticos.

En 2009 dijo: “No podemos seguir pensando en una división de poderes, porque eso es un principio que debilita al Estado”.

En septiembre del año pasado su sobrino, el fiscal 10° del estado Yaracuy con competencia en materia de Drogas, Esau Alba Morales, fue detenido con 8 kilogramos de cocaína y 25 mil dólares en efectivo, y actualmente se encuentra privado de libertad por presunto narcotráfico.

Loading...
Compartir

Comentarios

Comentarios