Nueva Ley para el Desarme y Control de Armas y Municiones,

El presidente, Nicolás Maduro, firmó en la noche de este sábado la nueva Ley para el Desarme y Control de Armas y Municiones.

La nueva ley es un instrumento legal promovido por el Expresidente, Hugo Chávez, como un mecanismo para garantizar la seguridad en el país.

En un acto realizado en el estado Vargas, el mandatario, quien había solicitado al Parlamento la aceleración del instrumento legal, ratificó que el proceso de desarme es fundamental para conformar una nación de paz.

“Una de las cosas fundamentales es desarmarse y crear territorios de paz. Es complejo pero debemos tener la capacidad para no desmayar ante las dificultades que se encuentren para construir una sociedad y un país de paz”, manifestó.

El mandatario reiteró su llamado a que los jóvenes que forman parte de grupos delictivos entreguen sus armas y se reincorporen al estudio, la cultura y el deporte, como un paso para iniciar una nueva vida. “Basta de secuestros, de crímenes, de violencia, de culto a las armas. Eso no es vida”, expresó.

El presidente de la Asamblea Nacional (AN), Diosdado Cabello enfatizó en su intervención que la elaboración de la normativa cumple justamente un mandato del Comandante de la Revolución Bolivariana.

 

 

Registro, permisos y sanciones

 

El diputado del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) resumió los elementos más resaltantes de la nueva normativa. Mencionó la destrucción inmediata de las armas que se decomisen, como una garantía para que no estén de nuevo en la calle; la clasificación de los tipos de armas y el porte que debe otorgarse (deportivos, para la protección de personas, tenencia domiciliaria, para el traslado y custodia de bienes y valores, colección, entre otros); y los requisitos para los permisos.

Plantea, además, un sistema automatizado de registro de armas, partes, componentes y municiones, que estará en manos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

Cabello añadió que la Ley garantiza la exclusividad del Estado en la comercialización de estos elementos y prohíbe la difusión de imágenes y la publicidad de armas y explosivos. También especifica la cantidad de municiones que puede tenerse en función del tipo de arma.

Asimismo, la normativa obliga al diseño y desarrollo de planes orientados a la prevención del uso indebido de armas. Para ello, se crea un fondo administrado por el Ejecutivo.

El instrumento legal involucra todos los niveles de gobierno, como parte del Plan para el Desarme Nacional.

Cabello también mencionó que se prevén medidas de amnistía para el desarme voluntario, en caso de que no existan delitos de gravedad.

En el texto legal castiga con pena de prisión de veinte a 25 años a quienes se dediquen al tráfico ilícito.

Del mismo modo, quedan suspendidos los permisos de tenencia y porte de armas por dos años.

Foto: Archivo

Loading...
Compartir

Comentarios

Comentarios