Oscar Arias en la Asamblea Nacional: “Gobiernos de Chávez y Maduro han sido una catástrofe”

María Alessandra Matute / Fotos: AP |

Caracas, 18 de febrero.- La necesidad de rescatar la democracia en Venezuela, que consideran suspendida, exaltaron los ganadores del Premio Nobel de la Paz y ex presidentes de Costa Rica y Polonia, respectivamente, Oscar Arias y Lech Walesa.

Durante la Sesión Especial que celebró este jueves la Asamblea Nacional, cuando se cumplían dos años de la prisión del líder opositor Leopoldo López, los invitados alertaron que este hecho no es fortuito ya que sólo ocurre en el marco de regímenes autoritarios. También estuvo presente la hija del también acreedor del galardón sueco Desmond Tutu, Naomi Tutu.

Los elegidos

“Hay coyunturas en que un grupo político tiene la responsabilidad de evitar catástrofes. Ese es el papel que tiene hoy la Asamblea Nacional”, comenzó diciendo el ex presidente costarricense.

A este órgano legislativo liderado por la oposición, hizo un llamado a buscar una solución a la crisis nacional mediante la adopción de mecanismos democráticos. Sin embargo, Oscar Arias advirtió que “se requieren estadistas que se sienten a la mesa, no caudillos que golpeen la mesa”.

Así mismo, el premio Nobel de la Paz expresó su opinión en cuanto a que la “catástrofe” de Venezuela han sido los gobiernos “revolucionarios” de Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

Atribuyó a este régimen la total responsabilidad por la crisis económica, social e institucional que asegura atraviesa el país, y que sufren los ciudadanos.

“Es cínico hablar de guerra económica”, cuestionó. “Si en algún momento la revolución se justificó por sus intenciones, hoy hay que juzgarla por sus resultados”, señaló.

Así mismo, Arias consideró que la riqueza petrolera de Venezuela ha sido “una condena disfrazada de bendición”, ya que ha sumido al país en la comodidad de la monoproducción y hoy enfrenta las consecuencias.

Crisis humanitaria

Sobre los argumentos del régimen de Maduro para saltarse los tratados de derechos humanos, el ex presidente afirmó que “no hay soberanía en la fila de los anaqueles vacíos de los supermercados, ni en la zozobra de los diabéticos sin insulina”.

El costarricense expresó su convicción en que hoy en día Venezuela atraviesa una “emergencia humanitaria”, y que este gobierno debe cesar en su empeño en insistir en un modelo socialista.

“Lo que queda del gobierno chavista necesita de un baño de realidad”, advirtió.

En democracia

Sobre la crisis institucional Arias no dejó lugar a dudas sobre el cariz antidemocrático y represivo del gobierno chavista, que se refleja en la existencia de presos políticos y prisioneros de conciencia.

“De la libertad de Leopoldo López depende que Venezuela pueda volver a ser considerada como un país democrático”, expresó ante una audiencia que estalló en aplausos.

Miseria soviética

Lech Walesa comparó lo que ocurre en Venezuela con lo que vivió Polonia luego de la II Guerra Mundial, cuando el país quedó convertido en una fracción de la Unión Soviética.

Recordó la pobreza, involución y represión que experimentaron los polacos bajo el régimen comunista, con la situación venezolana producto de la aplicación de políticas erradas por parte del gobierno nacional. En este sentido, alertó que “no hay peor cosa que salir del libre mercado”.

Lech Walesa fue el primer presidente electo democráticamente en Polonia, luego de la caída del régimen comunista en Europa Oriental, a finales de los años 80 y principios de los 90.

El premio Nobel señaló que su país ha podido recuperarse social y económicamente de la tragedia comunista, gracias a que ha adoptado valores democráticos y una política capitalista de libre mercado.

Se preguntó ¿por qué Venezuela “con la riqueza que posee en comparación con mi país, no la esta utilizando ¿”, y “¿por qué no se enfadan?”, expresó el ex sindicalista.

Finalmente, Walesa alertó que “no puede haber prisioneros por razones políticas en un país democrático”, y alentó a los venezolanos a buscar una conciliación, porque “si no llegan a un entendimiento, esto puede terminar mal”.

“La violación de los derechos de todos”

Por su parte Naomi Tutu, hija del arzobispo sudafricano quien junto a Nelson Mandela lideró una larga lucha por los derechos civiles, subrayó la necesidad de rescatar los principios democráticos en Venezuela a través del respeto a los derechos humanos.

Comenzó su intervención recordando una frase representativa en su país, cuyos naturales atravesaron una guerra contra la segregación racial: “Una persona es una persona a través de los otros”.

Esto significa que “si decimos que somos una sociedad justa, no podemos tener a personas en prisión por decir lo que piensan”, advirtió. La sudafricana consideró que un país donde pasa eso no es un país que vive en democracia.

Así mismo, Tutu resaltó que “un sólo acto de injusticia es suficiente para cuestionar todo el sistema de justicia”.

En este sentido, abogó por la libertad de Leopoldo López, cuya prisión considera injusta. “La violación de los derechos humanos de uno, significa la violación de los derechos humanos de todos”, resaltó la africana.

Comentarios

Comentarios