Problemas eléctricos y crecida de ríos por sobre producción #06Sep

Génesis Biondi | Foto: Referencial |

Hace aproximadamente un mes varias zonas del estado Bolívar se mantenían en alerta roja debido a la crecida de los ríos Orinoco y Caroní, donde organismos de seguridad mantuvieron un despliegue en zonas afectadas, nuevamente se inicia problemas en ambos ríos antes mencionado por crecidas.

Corpoelec ente encargado de solucionar esta avería siguió el protocolo y opera dicho embalse sin medir las consecuencias negativas que un manejo no profesional del embalse puede ocasionar en poblaciones y lugares aledaños a las márgenes del Orinoco, principalmente aguas abajo del punto de confluencia con el Caroní, así lo indico el comunicado de la Prensa Grupo Ricardo Zuluoga.

Actualmente la demanda nacional siguió su estrepitosa caída, a tal punto que el caudal turbinado promedio en Guri ha sido inferior al que se debería tener para un año extremo seco y lamentablemente

Antes de la construcción del embalse de Guri, no era posible regular el caudal del río Caroní que desemboca en el río Orinoco a la altura de Puerto Ordaz, hasta ese entonces el caudal conjunto de ambos ríos, aguas abajo donde se unen, variaba según la época del año, siendo mayor, como es de esperarse, durante la época de lluvias.

Construidas aguas abajo de Guri (operaria hasta el año 2001), la cantidad de agua que se alivia se debe a las represas Caruachi y Macagua, por  sus embalses que tienen poca capacidad de regulación al ser centrales según sus características, se denominan filo de agua.

A partir de entonces precisamente se inició un proceso de producción por encima de lo que podían generar las plantas del parque, produciendo cada vez menos electricidad, lo cual genero racionamientos y cortes del servicio aplicadas principalmente en el interior del país a causa de la sobre explotación del embalse de las plantas (Tacoa, Planta Centro, Termozulia y otras más)

La excusa de la sequía fue utilizada hasta 2016, cuando los racionamientos escalaron a periodos de hasta 20 horas al día, a nivel nacional, para el año 2017, se desplomo drásticamente, a esa condición de bajo consumo se sumó una hidrología altamente favorable, razón por la cual el nivel del embalse se mantuvo en cotas elevadas.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios