Producción de semillas darán resultados en tres años

Angélica Romero Navas/Foto: Iván Piña |

Los integrantes de la Comisión Nacional de Semillas y Genética fueron juramentados ayer por el ministro para Agricultura Productiva y Tierras, Wilmar Castro Soteldo. El gran reto: obtener una producción perfecta de al menos 5 de los 76 rubros vegetales más demandados en el país que den resultados en un plazo de tres años, es decir para el 2019. A principios de mes los representantes del sector agrícola tuvieron un primer encuentro donde se acordó la realización de un cronograma para la producción de semillas y la creación de mesas técnicas de trabajo además de la instancia que permita la certificación de la alta calidad de las mismas para en la medida de lo posible, sustituir la importación.

“Estamos pujando antes de dar a luz algo trascendental para nuestra economía, seguramente vamos a ser torpes, como toda cosa que nace, pero tengan la plena seguridad de que vamos a evolucionar” resaltó el ministro.

La Comisión Nacional de Semillas y Genética forma parte de la agenda de Plan Productivo del 2016, se convirtió en la prioridad para Castro Soteldo quien recientemente asumió la titularidad del ente ministerial. El Gobierno nacional dispuso de 54 millones 300 mil dólares para semilla, eso podría garantizar la autonomía e independencia del insumo, o al menos satisfacer una gran parte la demanda, según lo indicó el ministro.

Rubros más demandados

Ricardo Carranza, jefe del Servicio Nacional de Semillas, señaló que los productores esperan que con la conformación de la comisión se realicen planes permanentes, estables y socializados.

Dijo que en el caso del maíz blanco, se plantean la siembra de 630 mil hectáreas y para ello es necesario contar con 12 millones 600 mil kilos de semillas de maíz. Para cumplir con ese propósito es necesario que en los próximos 60 días ya estén sembradas 210 hectáreas.

En el caso del maíz amarillo, existe una demanda de 12 millones de kilos de semillas de maíz amarillo.

Sobre las semillas de arroz, Carranza indicó que en el país existe una capacidad instalada de 400 mil hectáreas, resaltó que el país nunca se ha visto en la necesidad de recurrir a la importación pero que este año toca afrontar una coyuntura ocasionada por la sequía y maleza.

“El que tenga campos de arroz en buenas condiciones que los ponga a disposición del ministerio, se puede negociar y apalancar la siembre, el Estado no puede solo” enfatizó el conocedor de la materia.

En cuanto a la caraota, cuyo costo al consumidor oscila entre 1.000 y 1.500 bolívares, dijo que el país cuenta con la tierras, materiales y experiencia para la potenciar la producción. Dijo que para la producción de 150 mil hectáreas de caraota que demanda el país, es necesario 9.500 hectáreas de semillas.

“Lamentablemente la semilla que se ha producido ha sido aprovechada por intermediarios y en lugar de llegar a las manos de agricultores, se pierde cuando un tercero la compra al agricultor ofreciéndole mejor precio, de allí vienen los precios especulativos” dijo Carranza.

Red de distribución de insumos

Además de afianzar la producción, Wilmar Castro Soteldo señaló que el reto para el ministerio que dirige es trabajar en el tema de la distribución. Reveló la creación de una nueva red que contempla la distribución de insumos que se requieren para la siembra, la recolección de la cosecha y la repartición del producto elaborado.

Señaló que el proyecto será anunciado al país en dos semanas y se estará realizando en tres estados pilotos, aunque prefirió reservarse cuáles.

“Es un nuevo sistema en el que venimos trabajando con Rodolfo Marco Torres, ministro para la Alimentación para destrancar el juego que existe en materia de distribución. La idea es desconcentrar los centros de acopio y diseminarlos a lo largo y ancho del país, con el fin de acercarlos al consumidor final, bien sea el productor o consumidor del producto transformado y “mitigar la guerra económica”.

En el encuentro que se llevó a cabo en el Centro de Formación Socialista Agraria Quiboc, también estuvo presente Juan Pablo Buenaño, presidente del Instituto Nacional de Investigación Agrícola (INIA), quien en su intervención resaltó su competencia para la preservación de las semillas para la producción de los rubros y sus variedades.

Además estuvo Francisco Visconti, viceministro de Agricultura y Tierras y Luis Jonás Reyes, diputado del Consejo Legislativo de Lara e integrante de la Comisión de Desarrollo Económico local.

 

 

Comentarios

Comentarios