Rita Añez: La crisis universitaria es un problema de políticas y no político

Juan Carlos Salas Foto: Oswaldo Azuaje |

La realidad universitaria de nuestro país en los últimos dos lustros se podría calificar de sombría y angustiante, esto debido a que las principales casas de estudios autónomas han tenido que lidiar con presupuestos insuficientes, migración de su talento humano, desactualización tecnológica, disminución significativa en actividades de investigación y extensión, problemas de infraestructura entre muchas otras calamidades.

Pese a esta situación, las autoridades reunidas en las Asociación Venezolana de Rectores Universitarios (Averu), en conjunto con los docentes, trabajadores administrativos y obreros, buscan los mecanismos para mantener las puertas abiertas de las universidades que representan y, con mucho esfuerzo, cumplir con un precepto constitucional que garantiza a todos los venezolanos una educación superior gratuita y de calidad.

Con 37 años en su haber, una de las principales casas de estudio del país es la Universidad Experimental Politécnica Antonio José de Sucre (Unexpo), institución que egresa a profesionales en áreas fundamentales para el desarrollo de la nación.

Rita Añez de profesión químico, es la rectora de la referida entidad universitaria que tiene su sede en Barquisimeto y cuenta además con los vicerrectorados de Puerto Ordaz y Luis Caballero Mejías, ubicado en Caracas.

“Actualmente la Unexpo dicta 11 especialidades de la ingeniería, varios doctorados, más de 40 especializaciones de maestría, con una visión siempre de arraigar su desarrollo regional local, pero sin dejar de pensar que la ciencia y la tecnología a nivel nacional, ahora son universales y están globalizadas y hay que preparar a unos ingenieros que tengan una proyección de lo que es el cambio, la globalización, la sustentabilidad en el desarrollo, en este caso con el cuidado del ambiente y por supuesto, con todas las nuevas tecnologías que van surgiendo y que hacen mezcla con las anteriores especialidades como por ejemplo la Mecatrónica, la Ingeniería Rural, Electromecánica, Biomedicina, que son áreas novedosas que dan una marca a nuestra institución”, explicó.

La también ex presidenta de la Averu, precisa que cuentan con una matrícula de 16 mil estudiantes de pregrado y una alta movilidad en estudios de postgrados, sin embargo, reconoce que actualmente tienen problemas de presupuesto, infraestructura, transporte, comedor, actualización tecnológica, fallo de insumos para los laboratorios e inclusive la falta de divisas para el mejoramiento profesional de sus docentes.

Ante este escenario, asegura que se les ha hecho sumamente complicado aceptar el nuevo sistema de ingresos aprobado por el ministerio de Educación Universitaria y la Oficina de Planificación del Sector Universitario (OPSU) en el año 2015, pues no cuentan con los recursos necesarios para incrementar la matrícula.

“Aunque históricamente la Unexpo siempre ofertó la mayoría de sus cupos por Opsu, es decir un 70% Opsu y el otro 30% por convenios, fuimos muy celosos en advertir sobre esta realidad, y que por favor no sobrepasaran estos porcentajes porque realmente no íbamos a poder atenderlos. Hicieron caso omiso en el caso del estado Bolívar porque se pasaron de la matricula asignada, y conversamos para diferir el ingreso para este año 2016. Básicamente no pudimos aceptar a estos jóvenes en 2015 por la falta de equipamiento en los laboratorios y así se lo dijimos al ministro”, señaló.

Opina que existe una gran contradicción dentro del gobierno nacional, debido a que promueven un discurso de expansión matricular, sin tomar en cuenta variables básicas para el funcionamiento de una universidad, como por ejemplo, una infraestructura adecuada, la incorporación de nuevos profesores, el incremento de las providencias estudiantiles, entre muchas otras.

Aunque aplaude la creación de nuevos modelos de estudios, como la misión Sucre o las aldeas universitarias, advierte que los patrones que han sido exitosos en el país representado por las universidades autónomas y experimentales, no pueden ser abandonados, por lo tanto se deben entregar los recursos necesarios para impulsar el desarrollo de la educación superior.

Señala que el gobierno no ha terminado de entender que “la crisis universitaria es un problema de políticas y no político”, por lo que sugirió tomar decisiones estructurales que sean implementadas de manera progresiva para ir solucionando los problemas.

Talento humano

Añez expresó que dentro de la crisis universitaria, uno de los temas que más le preocupa es la condición que se le está dando al talento humano que conforma la comunidad universitaria, que a su juicio no goza de un salario acorde a la realidad del país y en el caso de los docentes. “Vemos cómo ni siquiera pueden salir de nuestras fronteras para actualizar sus conocimientos, sobre todo en ámbitos como el tecnológico”.

“Las universidad básicamente es una corporación de talento humano, pero para preservarlo y promocionarlo, también tenemos que formarlo, estimularlo y reconocerlo. Las carreras académicas de nuestros docentes, en los últimos 10 años se han visto disminuidas en cuanto a sus ascensos, por tres razones, la primera es que existe mucha dificultad para formarse en el exterior e inclusive a nivel nacional por los altos costos, en segundo lugar los incentivos económicos y salariales se han visto altamente afectados por el tema de los conflictos que son ampliamente conocidos y finalmente estos profesores y profesoras son parte de un circuito internacional que demanda presencia, defensa, asistencia a seminarios y eso se ha visto disminuido en un 70%, por lo menos en la Unexpo”, explicó.

Lamenta que muchos profesores estén migrando a otros países del continente, los cuales ofrecen sueldos competitivos con países europeos y americanos, actualización constante de conocimientos y sobre todo reconocimiento a sus investigaciones.

“Los profesores especializados se están yendo del país. Un profesor que tiene menos de 10 años de servicio no lo piensa si tiene una oferta internacional. Si nosotros aunque sea tuviéramos la posibilidad de darle un buen laboratorio a estos docentes, ellos hasta lo pensarían, pero ni siquiera eso podemos ofertarle”, dijo.

Consultada sobre una posible solución para retener a los docentes, explicó que existe una modalidad de financiamiento establecida en la Ley Orgánica de Ciencia y Tecnología (Locti), que permitiría a las universidades realizar proyectos en conjunto con las empresas privadas, pero aclaró que dicha providencia no se cumple actualmente.

Con respecto al estudiantado, aseguró que cada día dependen más de las ayudantías y los servicios que puede ofrecerle la universidad.

“Cuando hablamos de talento humano, también debemos referirnos a los estudiantes, que cada día dependen más de las providencias estudiantiles. Hoy en día hemos estado alertando que no hay sistema de transporte público y universitario, no hay inversión para campos deportivos, para un comedor universitario adecuado, para servicios médicos; toda esa riqueza que la formación universitaria da más allá del conocimiento, también se ve mermada. Hemos llegado a tal punto que en algunos de nuestros núcleos sino tenemos comedor, no podemos dar clases”, dijo.

Comisión legislativa

Por otra parte, la máxima autoridad de la Unexpo se pronunció a favor de la comisión legislativa que viene abordando la situación universitaria, la cual a su juicio, ayudará a canalizar las soluciones que se necesitan para el sector.

“La comisión universitaria es un excelente catalizador, los químicos decimos, hay sustratos, hay catalizadores y hay productos. Los sustratos somos nosotros, es decir, las universidades y el gobierno, los productos sin duda alguna, son los mejores egresados, la mejor investigación y la mejor extensión. Hoy en día nos hemos visto imposibilitados para generar esos productos, porque tenemos que alearnos, porque para que dos cosas produzcan una mejor tienen que unirse. Entonces que hacen los catalizadores, o retardan o aceleran el proceso. La Asamblea Nacional es un catalizador positivo, que está generando los enlaces necesarios para generar los productos que nosotros queremos”, explicó.

Recordó que una de las peticiones realizadas al parlamento nacional, es la modificación de la Ley Orgánica de Ciencia y Tecnología y de Universidades.

“En el 2010 se realizó una modificación de la Locti. El gobierno alegó que hacía esa modificación porque acusan que los empresarios utilizaban la Locti para su propio beneficio, dejando a un lado el beneficio social y centralizó todo lo que tenía que ver con los proyectos y aportes que hacían las empresas. Nosotros queremos que la ley se modifique nuevamente para tener una mayor participación tanto en la distribución de los proyectos, como de los recursos. No nos oponemos a la supervisión del Estado, en lo absoluto, pero si necesitamos un mayor protagonismo, porque somos nosotros los que conocemos nuestras necesidades y en cuales áreas se podrían invertir los recursos de forma optima”, explicó.

En cuanto a la Ley de Universidades, considera que el actual texto jurídico es bastante completo, pero debe tener modificaciones para adecuarla a los tiempos modernos porque la misma data de 1970.

“En lo organizativo la Ley debe modificarse para no solo hablar de Facultades y Consejos Universitarios, sino para que haya una diversificación organizativa que se base en los mismos principios de la autonomía, la libertad académica, la experimentalidad. Como un ejemplo podemos hablar de las Universidades de Educación Virtual, para eso se debe modificar la Ley para adecuarla a los tiempos modernos. También se debe modificar los mecanismos para la participación dentro de las universidades, sabemos que es un tema de debate, pero es necesario hacerlo. Y finalmente también se debe abordar el tema de la caracterización de los actores universitarios, porque no solo existen los estudiantes y los profesores, la comunidad universitaria está constituida por muchas personas y cada una debe tener una participación definida y normada dentro de la institución”, puntualizó.

No nos tengan temor

La rectora de la Unexpo exhortó al ejecutivo nacional y en especial al ministro de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, Jorge Arreaza, a que no le tenga temor a los universitarios y escuche los planteamientos que hacen las autoridades para dar resolución a la crisis.

“No teman escucharnos, no desconfíen de nuestras propuestas de solución, estamos mucho más cerca de la realidad de lo que ustedes están. Todos los días nosotros conversamos con muchísima gente, de todos los sectores del país, y ellos nos presentan muchas soluciones y propuestas; algunas las canalizamos de forma interna y por eso hemos reflotado y mantenemos el barco a flote, pero siempre estas soluciones se caen cuando vamos a niveles superiores”, advirtió.

Sostuvo que los problemas dentro de las universidades cambian de manera constante, pero lamentablemente el gobierno siempre da las mismas respuestas.

“El discurso del gobierno ha sido siempre monotemático. Nosotros nos hemos dado cuenta que los problemas han cambiado, pero el gobierno siempre tiene la misma respuesta. Cuando los problemas cambian debes ser creativo y buscar nuevas soluciones. Ellos insisten que es un problemas político y no señores esto es un problema de políticas”, sostuvo.

Rita Añez, confía en que el gobierno nacional corrija el rumbo y permita que las universidades sean protagonistas en el desarrollo del país y en la reestructuración del aparato productivo nacional.

Comentarios

Comentarios