Sesión de AN fue suspendida por interrupción de barras oficialistas

Marbelia Girón | Oswaldo Azuaje |

La sesión ordinaria de la Asamblea Nacional (AN) que estaba prevista para este jueves fue suspendida debido a que en el hemiciclo se encontraban barras del oficialismo que interrumpieron constantemente el inicio de la primera discusión del proyecto de Ley de Producción Nacional.

La decisión fue tomada por el presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup, quien señaló que tales acciones no se podían permitir y que la sesión quedaba suspendida para el próximo martes a las 2 y 30 de la tarde.

“Para impedir la aprobación de la Ley de Producción Nacional el gobierno introdujo barras, que fueron advertidas en varias oportunidades para que mantuvieran la compostura, para que no sabotearan, para que permitieran la intervención de los parlamentarios, pero las barras vinieron preparadas para sabotear, incluso, instigadas por un diputado de la bancada del gobierno que nunca interviene sino que solamente lo que hace es gritar”, explicó Ramos Allup.

Agregó que en las próximas sesiones se prohibirá el ingreso de barras. “Si las barras en vez de presenciar la sesión como es lo permitido se van a exceder, lamentablemente se harán las sesiones sin barras”, informó.

Por su parte, el jefe de la fracción parlamentaria de la Unidad, diputado Julio Borges, expresó su rechazo ante lo que calificó como un saboteo por parte del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

“Pareciera que el PSUV lo que quiere es que los venezolanos sigan haciendo cola, pareciera que les interesa que no exista posibilidad de hacer las cosas distintas en Venezuela, quieren que el pueblo venezolano sigan sufriendo y no se discutan las soluciones que el país requiere, mientras el país hace colas y la pasa mal el PSUV sabotea las soluciones”, indicó tras referir que la Ley de Producción Nacional lo que busca es que las más de 1.500 empresas expropiadas que no producen alimentos empiecen a funcionar.

Además, Borges cuestionó que el gobierno no ofrezca respuestas claras a la población. “Es indignante que la respuestas a los problemas del país sea que hay una guerra económica. El gobierno es insensible, no le importa el dolor de nuestro pueblo, sino que busca excusas para no asumir su responsabilidad”, culminó.

Comentarios

Comentarios